Ministro salvadoreño Gerson Martínez habló en Long Island sobre deportaciones y TPS

German Martinez.

El ministro de Obras Públicas de El Salvador, Gerson Martínez, se dio cita con la comunidad salvadoreña en Long Island para hablar sobre importantes temas que afectan a sus compatriotas, tales como la gestión del gobierno del país centroamericano, las peligrosas pandillas juveniles y el Estatus de Protección Temporal (TPS).

Asimismo, Martínez participó en varias actividades conmemorativas por el Día de El Salvadoreño-Americano, tanto en eventos con autoridades y empresarios locales, en un torneo deportivo y en el gran festival del pasado 6 de agosto, en Hempstead.

En reunión comunitaria realizada en la sede del Consulado Salvadoreño de Brentwood, Martínez se describió como un servidor que está para ayudar al pueblo salvadoreño al tiempo que habló sobre la construcción de carreteras, puentes y la reconstrucción que son necesarios para organizar a El Salvador.

“Aprovecho esta oportunidad para compartir en el Día de El Salvadoreño Americano en Long Island. Ha sido una grata experiencia participar en los diferentes eventos que honran a los salvadoreños que residen en los Estados Unidos”. ‘Están deportando gente buena’ Uno de los temas candentes en el conversatorio del ministro Martínez con sus connacionales fueron las deportaciones de las pandillas hacia El Salvador.

Cabe recordar que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, advirtió recientemente que acabará con la delincuencia expulsando a todas las personas que estén relacionadas con las pandillas juveniles. “El crimen debe ser combatido, pero están deportando mucha gente buena que no han hecho nada. Ahora bien, estamos creando más cárceles y programas de contención para recibir a los deportados, no apoyo a los criminales” explicó Martínez.

Por su parte, el cónsul salvadoreño, Licenciado Miguel Alas, señaló, “El propósito de este encuentro es que la comunidad salvadoreña tenga la oportunidad de iniciar un debate sano y sincero, de primera mano, con los funcionarios del gobierno de nuestro país para que las decisiones y acciones se hagan con mayor fundamento”.

A su turno, Carolina Alfaro (50), una residente de Brentwood, que se encontraba en esta reunión, le recordó a Martínez que ya vienen las elecciones en El Salvador y que como él está voceado a la presidencia por el partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), le preguntó ¿Por qué no se lanza a presidente del país?, a lo que el ministro respondió enfático: “Ahora mismo ese no es mi llamado, yo estoy para servir al pueblo. Gracias a Dios que durante mi mandato hemos sido totalmente transparentes y eficientes, con mucha credibilidad.

Yo capto las órdenes de mi presidente Salvador Sánchez Cerén, del partido FMLN, quien es un hombre íntegro. Mi mayor deseo es seguir trabajando y sirviéndole a la gente”, concluyó el ministro Martínez.

Más de Alrededor de Nueva York