Millonario hispano de Nueva York discriminado y afectado por la pandemia

Millonario hispano de Nueva York discriminado y afectado por la pandemia
Nelson Torres es un latino de Nueva York que heredó una herencia multimillonaria y que siente la discriminación del sistema, la ambición de su familia y los estragos de la pandemia, a los que se enfrenta valientemente. (Foto: XHA)

Por: XHA
[email protected]

 

Nueva York encierra historias increíbles, una de ellas es la de Nelson Torres, heredero universal de una fortuna millonaria a la cual no puede acceder por la codicia de sus hermanos, la ineficiencia del sistema legal y la pandemia provocada por el COVID-19.

Los padres de Nelson fallecieron en el atentado terrorista al World Trade Center en el 2001, pero como prósperos propietarios de una empresa de bienes raíces, dejaron asegurado a su hijo menor, a quien nombraron heredero universal de una fortuna que asciende 98 millones de dólares en un fondo fiduciario.

Desde muy niño Nelson, el menor de los cuatro hijos del matrimonio del puertorriqueño Nelson Torres y la colombiana Olga García, fue el más vulnerable, el más dependiente del afecto de sus padres, como se dice en inglés “emotional handicap” (discapacidad emocional), pero brillante intelectualmente, con una gran capacidad creativa y organizativa, pero sobretodo con un gran corazón.

Nelson no solo heredó la herencia, los seguros de vida de sus padres, sus propiedades, tuvo la inteligencia y perseverancia para hacer prosperar los negocios en Nueva York, Puerto Rico, Colombia y Ecuador.

Es un apasionado del trabajo, por lo cual es comprensible que en el 2005 el estrés le provocó un infarto, del cual se recuperó después de diez meses para retomar sus empresas, las cuales estaban marchando bien hasta que llegó el coronavirus en este 2020.

La pandemia le obligó a despedir cientos de empleados, a continuar pagando rentas sin saber cuándo podría reabrir sus clubs nocturnos en Astoria y en Manhattan. El demasiado trabajo al ser cabeza de varios negocios, le debilitó física, emocional y económicamente, por lo cual no ha podido recibir toda su herencia y con la pandemia en curso su situación ha llegado a un punto crítico.

Los padres de Nelson se preocuparon de su futuro y sus tres hermanos mayores que son profesionales, que tienen buenos trabajos y seguridad financiera, en el 2015 iniciaron una demanda aduciendo que Nelson es incompetente para manejar una fortuna tan grande.

El COVID-19 paró el proceso legal y Nelson atraviesa injustamente una crisis financiera, a pesar de ser un multimillonario, pero es más que eso, es alguien que sabe lo que significa la responsabilidad social, la solidaridad, la compasión.

Con documentos en mano lee el detalle de su fortuna y dice: «Estamos hablando de 98 million dólares del trust fund que heredé. El seguro que me dejaron mis padres incluye dos pólizas, una de 2.5 millones y la otra de 3.6 millones, propiedades, incluyendo un edificio en Manhattan valuado en más de nueve billones. De mis empresas en Ecuador tengo $74 millones en dinero más $33 millones en propiedades; en Puerto Rico $57 millones en dinero; en Colombia 78 millones en propiedades más $84 millones en dinero. Mi fortuna incluye cuentas en Wells Fargo por $345 millones, Scot Trade por más de $77 millones, Chase más de $66 millones, TD Bank más de $58 millones y en Bank of America más de $33 millones de dólares».

¿Cómo afectó la pandemia sus negocios?

– Mis dos night clubs en Nueva York están cerrados desde hace meses y debí despedir a 160 empleados; los negocios en Colombia funcionan pero no están produciendo igual que antes, todavía están abiertos y he podido mantener a los empleados con trabajo, igualmente en Ecuador, donde entre otras cosas tengo una fábrica de ropa.

En Puerto Rico tengo dos resorts y un hotel, pero fueron afectados por el huracán María y el terremoto, aún antes de la pandemia. Mi fortuna se calcula en billones de dólares, que debo manejar urgentemente y el sistema legal no está cooperando.

¿Ahora que sabe lo que es necesidad tiene algún deseo por hacer algo?

– Sí, yo quiero apoyar a Nueva York para erradicar la mendicidad, quisiera abrir un edificio para alojar a la gente que vive en la calle, proveerles de alimento digno y un lugar donde tomar una ducha. Como empresario y como multimillonario, quiero que la gente sepa que quiero servir a la comunidad, contribuir y mantenerme en contacto con las autoridades para ayudar en todo lo posible, pero si no tengo ayuda no puedo hacer nada.

No estoy muriendo, ni estoy sin comida y tengo que pagar recibos, pero lo que quiero que sepa la gente, es que soy víctima de discriminación, porque no pueden aceptar que un latino pueda ser multimillonario. La gente debe saber la realidad, se acepta que un hombre blanco puede ser multimillonario pero no que un hispano de piel oscura también lo pueda ser. Por el momento puedo tener ciertas limitaciones pero eso no significa que puedan tomar ventaja para discriminarme, eso es incorrecto.

Los oficiales electos de Nueva York y de todo el mundo deben saber que no porque tengas dinero significa que puedes agarrar y comerte el pastel, pero si no pueden trabajar conmigo porque soy latino y multimillonario, tampoco ellos pueden ser oficiales electos.

¿Cuál es su mensaje a la comunidad?

– Deben saber que este hermano latino, que es parte de la comunidad, es multimillonario y que quiere ayudar a la comunidad. Yo quiero ser exitoso pero también quiero ser tratado como ser humano, en forma justa, sin discriminación.

Yo quiero ayudar a la comunidad en lo que necesite, solo me interesa el interior de las personas y no el color, porque jamás se debe juzgar un libro por su cubierta, esta situación tiene que parar.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>