Mientras miles lloran, en Texas celebran eliminación de DACA

El fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton.

El fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, aplaudió hoy la decisión del presidente, Donald Trump, de eliminar gradualmente el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y dar al Congreso un plazo de seis meses para buscar una alternativa.

En junio pasado, Paxton advirtió al fiscal general Jeff Sessions de que demandaría al Gobierno de Trump si no cancelaba el programa DACA antes del 5 de septiembre, en una carta que firmaron otros nueve fiscales generales republicanos y el gobernador de Idaho.

El procurador texano se mostró satisfecho hoy con la determinación del mandatario estadounidense, que anunció el fin del plan que ha protegido de la deportación a 800.000 indocumentados, aunque la suspensión se hará efectiva dentro de seis meses para forzar al Congreso a encontrar una solución.

El programa DACA fue establecido en 2012 mediante una acción ejecutiva del entonces presidente, Barack Obama.

Desde entonces, los republicanos han denunciado el programa como una «amnistía» inconstitucional por no haber contado con el aval del Congreso.

«El programa de la era de Obama fue mucho más allá de la autoridad legítima del poder ejecutivo», señaló Paxton hoy en un comunicado.

El fiscal indicó que si DACA hubiese quedado «intacto», habría establecido un «peligroso precedente» al darle al presidente una autoridad superior para cambiar las leyes de inmigración sin la aprobación del Congreso.

«Siempre hemos creído que el presidente Obama estaba operando fuera de su autoridad constitucional cuando inventó estas nuevas leyes, y sólo estamos pidiendo que si esto va a ser hecho, se haga por el Congreso «, añadió en una entrevista con la cadena de televisión Fox News.

El programa de DACA fue promulgado en 2012 por Obama mediante una orden ejecutiva y gracias a él unos 800.000 jóvenes indocumentados han podido frenar su expulsión del país, obtener un permiso temporal de trabajo y, en algunos estados, una licencia de conducir.

Los beneficiarios de DACA debían de renovar su inscripción en el programa cada dos años para seguir recibiendo sus beneficios.

Al respecto, el Gobierno determinó hoy que los «soñadores» que tengan pendiente renovar su inscripción a DACA deben hacerlo antes del 5 de octubre, pues después ninguna nueva petición será aceptada, informaron en una conferencia de prensa altos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional, que pidieron el anonimato.

Más de Alrededor de Nueva York