‘Menos violencia y más empleos’, ofrece Josué Alvarado, candidato a la presidencia de El Salvador

'Menos violencia y más empleos', ofrece Josué Alvarado, candidato a la presidencia de El Salvador
Josué Alvarado, candidato del partido VAMOS, aspira a ser presidente de El Salvador en 2019.

 

El empresario Josué Alvarado busca ser el próximo presidente de El Salvador en las eleciones que se llevarán a cabo el 3 de febrero del 2019.

El candidato por el nuevo partido VAMOS ofrece reducir la delicuencia y la inseguridad que existe el país centroamericano para así establecer las condiciones apropiadas para la generación de inversión y trabajo. Sin duda tremendos retos.

Alvarado es un inmigrante salvadoreño que llegó a los Estados Unidos en el año de 1986 huyendo de la guerrilla que violentaba su tierra y de las amenazas que recibió de los guerrilleros.

Así llegó a Maryland donde vivió una etapa muy difícil porque le tocó comenzar desde cero. Posteriormente, en dicho estado emprende su negocio llamado “Rio Grande Foods” siendo el pionero en exportar los productos que los inmigrantes centroamericanos le pedían con nostalgia.

“Empece a ser empresario con una cajita pequeña de cartón con tortillas y plátanos, tocando puertas de apartamentos de todos nuestros hermanos salvadoreños hasta que llegué a las bodegas y supermercados. Así dimos paso a hacer las primeras exportaciones del El Salvador para los Estados Unidos. Ese comienzo ha generado ahora tener más de 550 productos a nivel nacional, en Canadá y Australia”, nos comenta Alvarado en entrevista exclusiva en Long Island.

“Tenemos más de 1000 trabajadores, empleamos a un 80% de mujeres que hacen los productos a mano. Mujeres que son madres solteras o cabezas de familia. Eso también nos llevó a invertir en el campo, en donde se produce maíz, la materia prima, los productos que se usan en nuestros países”, indica.

 

 

Después de hacer crecer su empresa y generar muchos empleos, Alvarado creó una fundación en el 2009. “Allí rehabilitamos a jóvenes que están expuestos a la violencia (en pandillas o maras), les damos la oportunidad de que se superen. Hoy contamos con 600 jóvenes incorporados a la sociedad, y son empresarios, y todo ha sido patrocinado por Río Grande”, recalca orgulloso de su obra social.

Alvarado mencionó que desde ese momento nació la idea de querer ser presidente de El Salvador.

“Un amigo me dijo: tú estás haciendo todo de una forma micro, pero necesitas ya moverte políticamente de manera que puedas incidir en la leyes a nivel nacional. En el 2015 incursionamos a un puesto de diputado en el PDC (Partido Demócrata Cristiano). No gané pero sí aprendí cómo se manejan los partidos políticos. A partir de ahí muchos partidos me llamaron para que me uniera con ellos pero mis valores (honradez y transparencia) no encajaban con la forma de hacer política de ellos”.

 

Sueldo mínimo

 

Según Alvarado uno de los problemas que enfrenta El Salvador es que el dinero del sueldo mínimo no alcanza, es una de las razones por el cual los salvadoreños emigran hacia los Estados Unidos.

“La parte del sueldo mínimo tiene varios gastos, uno de ellos es que las empresas del país tienen que invertir en seguridad, todas las empresas tienen de 10 a 15 personas armadas, un valor que pagan por cuidarse”, sostiene el candidato presidencial por el partido VAMOS, formado hace menos de un año por salvadoreños radicados en EE.UU. y en otros países.

“El estado debería darle seguridad a las empresas y a los ciudadanos, es algo que nosotros como gobierno tendríamos que evalauar y estudiar para subir el salario mínimo a la población, nos interesa que las empresas puedan ir El Salvador y puedan generar empleos”, aseveró.

“Nuestro mayor problema está en la inseguridad y la delicuencia, factores principales para la poca inversión en el país. Si llego a ser presidente de El Salvador esa es la parte que voy a buscar reducir”, afirma Alvarado muy convencido.

 

Capacitar a niños y jóvenes

 

“Todos los jóvenes que salen del bachillerato y de la universidad no encuentran empleos. Y ese es el compromiso de VAMOS, capacitar a nuestros niños y jóvenes para que no tengan que emigrar”, recalcó Alvarado.

“Y que los empresarios que son ciudadanos americanos se sientan cómodos de volver e invertir en El Salvador sin miedo a la inseguridad y delicuencia”, puntualizó ya enfocado en las elecciones del 2019 en la que VAMOS no ha querido hacer coalición con otros partidos tradicionales.

 
 

 
 

Más de Alrededor de Nueva York

>