Médicos de Long Island ayudan a sobrevivientes a vencer el cáncer de mama

Médicos de Long Island ayudan a sobrevivientes a vencer el cáncer de mama
Una doctora asiste a una paciente en una prueba de mamografía con rayos X. (Foto: Tyler Olson / Shutterstock)

 

Por: Michelle Gabrielle Centamore

 

La American Cancer Society dice que el cáncer de mama es el cáncer de diagnóstico más reciente en las mujeres y la segunda causa de muerte por cáncer en las mujeres de los Estados Unidos. Sin embargo, debido a investigaciones avanzadas, tratamientos y terapias, la tasa de supervivencia aumenta y la calidad de vida es mayor. La situación mejora para los sobrevivientes. Y hay bastantes en Nueva York y Long Island.

Cada año alrededor de 15,000 mujeres en la ciudad de Nueva York y a lo largo del estado de Nueva York son diagnosticadas con cáncer de mama y 2,700 mueren a causa de la enfermedad. De hecho, Nueva York es uno de los estados con las tasas más altas de incidencia de cáncer de mama.

Y cabe señalar que según el Departamento de Salud del Estado de Nueva York, del 2011 al 2015 el promedio anual de casos de cáncer de mama femenino en el condado de Nassau fue de 1,295.2 y en el condado de Suffolk de 1,316. El promedio anual de muertes en Long Island varió de 191 en Nassau a 201.8 en Suffolk.

En honor al Mes de la Concientización sobre el Cáncer de Mama, aquí le damos esperanza a las pacientes diagnosticadas con este tipo de enfermedad.

Detección temprana

Un gran avance en la mamografía ha sido el desarrollo de la tomosíntesis digital 3-D, «que toma múltiples imágenes a diferentes profundidades del seno y tiene una mayor capacidad para distinguir el cáncer del no cáncer», dice el Dr. George Raptis, médico oncólogo en mamas en la División de Oncología Médica y Hematología de Don Monti en el Northwell Health Cancer Institute en Lake Success.

«Nueva York se ha unido a otros estados para agregar el requisito de que si un paciente tiene senos densos, debe ser informado [por su médico] para que considere una ecografía además de una mamografía», que puede ayudar aún más a detectar anomalías, acota el Dr. Raptis.

La American Cancer Society recomienda que las mujeres de entre 40 y 44 años de edad que corren un riesgo promedio tengan la opción de comenzar las pruebas anuales de detección de este cáncer con mamografías. Las mujeres de 45 a 54 años deben hacerse mamografías anuales y las mujeres mayores de 55 años deben cambiar a mamografías cada dos años o continuar con el examen anual. Las mujeres que tienen un alto riesgo de cáncer de mama deben realizarse una resonancia magnética (MRI) y una mamografía cada año, generalmente a partir de los 30 años.

Tratamientos quirurgicos dirigidos

«Las técnicas oncoplásticas para tratar el cáncer de mama unen la cirugía de cáncer de mama y la cirugía plástica para que las pacientes tengan un mejor resultado», dice la Dra. Christine Hodyl, directora de Breast Services en South Nassau Communities Hospital en Oceanside. Para los pacientes que tienen una mastectomía, la reconstrucción inmediata de los senos ahora tiene mejores resultados, menos dolor y una recuperación más rápida, agrega.

En la actualidad, «administrar quimioterapia de dosis densa para pacientes [diagnosticados] con cáncer de mama en etapa temprana está mejorando dramáticamente los resultados», comenta por su parte el Dr. Raptis. Además, mientras se trata el cáncer de mama HER2 positivo (un cáncer de mama que da positivo para la proteína del receptor del factor de crecimiento epidérmico humano 2), ha reducido aún más el riesgo de desarrollar cáncer de metástasis, explica.

“Las pruebas genéticas y el asesoramiento son un campo grande; Sabemos más sobre los genes y podemos identificar mejor a los que están en riesgo», señala la Dra. Hodyl, refiriéndose a BRCA1 y BRCA2 [mutaciones específicas heredadas que pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama y ovario en la mujer], entre otros.

Aumento de la Concientización

En la actualidad los pacientes visitan a sus médicos más temprano que tarde, lo que puede conducir a un mejor resultado en el tema del cáncer. «Las personas también están tomando buenas decisiones de salud en general, con o sin un diagnóstico de cáncer de mama», afirma la Dra. Christine Hodyl, directora de Breast Services en South Nassau Communities Hospital.

Estos incluyen hacer ejercicio, comer menos alimentos procesados y carnes rojas, y consumir menos alcohol. Ella dice que estos hábitos saludables pueden ayudar a los pacientes diagnosticados con cáncer de mama a responder mejor al tratamiento tradicional. Asimismo, aconseja a las mujeres que lleven cualquier cosa sospechosa (cualquier cambio, bulto o cambio en la piel, algo que se vea o se sienta diferente a antes) a la atención de su médico.

Recursos disponibles

Carol M. Baldwin Breast Care Center
Stony Brook, 631-638-1000

CloSYS Oral Health Products
Relief for mouth sores associated with chemotherapy, closys.com

Good Samaritan Hospital
Breast Health Center, West Islip, 631-376-3000

Great Neck Breast Cancer Coalition
Great Neck, 516-829-1139

Huntington Breast Cancer Action Coalition
Huntington, 631-547-1518

Natural Pain Solutions
Medical Marijuana, East Northport, 631-262-8505

Northwell Health Cancer Institute
Lake Success, 516-734-8778

Planned Parenthood
Hempstead, 516-750-2508; Smithtown.
631-361-7526, plannedparenthood.org

West Islip Breast Cancer Action Coalition
West Islip, 631-669-7770

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>