Más policías en el Subway de Nueva York después de ola de apuñalamientos

Oficiales de NYPD trabajan con los conductores de MTA solicitando que los trenes permanezcan brevemente en las estaciones mientras realizan controles de bienestar. Foto de Dean Moses

La hora pico del martes por la mañana, después del fin de semana festivo, resultó ser el momento ideal para que el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York (NYPD) demostrara su presencia reforzada en el metro luego de una ola de apuñalamientos de fin de semana en la línea A, que cobró dos vidas. Rigoberto López, 21, de Brooklyn, fue acusado de asesinato e intento de asesinato.

La jefa de transporte de la policía de Nueva York, Kathleen O’Reilly, llegó a Union Square el 16 de febrero para mostrar el aumento de oficiales que patrullaban el sistema de metro en el departamento. Hace tres días, el comisionado de policía Dermot Shea, anunció un aumento inmediato de 500 agentes de la policía de Nueva York en el metro para combatir la ola de apuñalamientos y otros delitos violentos recientes. O’Reilly declaró que los agentes tendrán una mayor presencia en las plataformas y en los vagones en el futuro previsible, para ayudar a proteger a todos en el sistema.

“Estamos comprometidos en mantener a todos a salvo. Me enorgullece y me alegra hablar sobre el compromiso del Comisionado de Policía de aumentar la presencia de uniformados en todo el sistema de metro, en particular en las plataformas y los trenes”, dijo O’Reilly. “Si bien no podemos prevenir todos los delitos en el sistema, sigue siendo uno de los sistemas de tránsito más seguros del mundo. Cuando ocurre un crimen, nuestros oficiales actúan rápidamente para realizar arrestos inmediatos. En aquellos incidentes en los que no lo hacemos, proporcionamos un seguimiento incesante con los detectives».

Esta nueva iniciativa contará con aproximadamente 644 oficiales adicionales, incluidos unos 500 que se desplegaron durante este fin de semana. O’Reilly desglosó el despliegue que incluyó a 331 del personal de la Oficina de Tránsito y otros 313 oficiales uniformados de la Oficina de Servicios de Patrulla.

“La policía está dando a conocer su presencia a la gente buena en el tren que viaja a donde sea que necesiten ir y también a los malos que buscan hacer daño. Entonces, cuando el tren llega a la estación, el supervisor se acerca y se comunica con el conductor y luego los policías se despliegan, inspeccionando los vagones del tren”, explicó el Capitán Guadagno.

Con la crisis del coronavirus, el número de pasajeros aún no ha regresado a los niveles previos a la pandemia, pero la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) está tomando todas las precauciones a medida que el sistema de metro vuelve a funcionar 22 horas al día.

 

Notas relacionadas: MTA reducirá horas de cierre nocturno del metro a partir del 22 de febrero

 

Más de Alrededor de Nueva York

>