María Elena Anaya, la nueva reina de la pantalla chica

María Elena Anaya, la nueva reina de la pantalla chica
María Elena Anaya, la nueva reina de la pantalla chica

Por: Karmina L. Fonseca
[email protected]

 

Reconocida por su sensual vestimenta y su jovial carisma frente a las cámaras, la modelo y actriz María Elena Anaya, ahora formará parte esencial de la pantalla chica.

La joven mexicoamericana regresa a ‘EstrellaTV’, (la televisora hispana de mayor crecimiento, propiedad de una familia latina en Estados Unidos), como conductora del programa de noticias de farándula ‘En Vivo’ con Christian Ramos, además, la talentosa presentadora, se une a la nueva y mejorada versión del programa mañanero “Buenos Días Familia” junto al actor venezolano Yul Bürkle y la actriz colombiana Luz Estrada.

 

¿Cuál fue la transformación más grande del programa matutino?

“¡Ha cambiado todo! [El programa Buenos Días Familia] ahora va a ser de dos horas y vamos a tener más segmentos como cosas de belleza y salud. Todo el set y toda la gente que trabaja en él ha cambiado. Ahora somos nuevos ‘hosts’ ¡y el set esta increíble! ¡Quedó muy lindo!”.

 

Además de las noticias, entrevistas y lo último en farándula, ¿qué otras historias van a cubrir?

María Elena Anaya, la nueva reina de la pantalla chica
(Foto: Cortesía de LBI Media, Inc.)

“Todos los días tenemos invitados especiales. También tenemos historias inspiradoras de latinos que han pasado por situaciones difíciles y como han salido adelante. Para darle a la gente la esperanza de ver que sí se puede. Que sí se puede salir adelante y tener una mejor vida. También tenemos especialistas que vienen a hablar de belleza y de salud, así como una sección de juegos”.

 

Hablando de historias inspiradoras, ¿cómo fue tu niñez como mexicoamericana?

“Nací en Estados Unidos pero he vivido en muchas partes, nos mudábamos cada año. Era un año en México y otro aquí en California, entonces se puede de decir que ni de aquí ni de allá (bromea). Siempre sentí que llegaba a México y era la ‘gringa’, y llegaba a EE.UU. y era la ‘mexicana’, entonces siempre he estado en esa lucha de identidad. Se puede decir que [el término] Mexicoamericana me queda bien”.

 

¿Sientes que como latina en este país, puedes identificarte con los problemas de la comunidad inmigrante que cubren en el programa?

“Obviamente a todo el mundo le afecta distinto. Me ha tocado [que] mi papa no tiene totalmente todo lo de sus visas para poder venir a los Estados Unidos, -entonces es un poco más complicado el verlo porque tenemos que ir a México. Ahora que horror que estén mandando a los padres a sus países y dejen a los niños aquí solos, no me imagino lo que deben sentir estas personas al tener que dejar a sus hijos en otro país simplemente para que tengan un mejor futuro. Al final del día, ¿Qué es un mejor futuro? Estos niños crecer sin sus padres ¿quién les enseña ese tipo de valores, ética, todas esas cosas? [En el programa] sí hablamos totalmente de estos temas”.

 

Antes de llegar a la pantalla chica, competiste en varios certámenes de belleza tanto a nivel nacional como internacional, ¿Qué opinas sobre los comentarios negativos relacionados a este tipo de espectáculos?

“La gente siempre va a tener malos comentarios de todo lo que pase en su alrededor, uno nunca va a ser monedita de oro para agradarle a todos. Empecé en los certámenes de belleza desde los 15 años y la verdad que me fue muy bien, también estuve en ‘Nuestra Belleza Latina’ en Univision. Creo que varias de las chicas que han estado en certámenes de belleza han probado que realmente son más que una cara bonita. Por estar en un certamen de belleza no quiere decir que automáticamente sean tontas. A mí no me parecen ese tipo de comentarios”.

 

María Elena Anaya
María Elena Anaya.

Al igual que en los certámenes de belleza ¿crees que existe mayor prejuicio como mujer en el medio artístico?

“Si eres actriz siempre dicen que las mujeres terminan acostándose con los productores, siempre hay todo tipo de fama de todos los trabajos y es muy feo escuchar estas cosas ¿por qué los justos tienen que pagar por pecadores?”.

 

Asimismo, te has distinguido por explotar tu feminidad, ¿Has recibido comentarios sobre tu forma de vestir?

“El gusto se rompen en géneros y mi vestuario de hecho lo elijo yo; hay mucha gente en la televisión que no tienen ese privilegio de poder decir que eligen lo que se van a poner.

Una de mis críticas número uno es mi madre, y hay días que si me llama y me dice: ‘que estabas pensando en meterle esos zapatos a esa falda’ (ríe). Igual y es como amanezco, y soy yo”.

 

Además de presentadora, ¿tienes planes de dedicarte a la actuación?

“El hecho de tener dos programas en la misma cadena la verdad me hace sentir privilegiada y ahorita no lo intentaría, creo que más a futuro. Me gustaría incursionar en el teatro, las telenovelas. Es bueno no cerrarse solo a la conducción -aunque ahorita estoy muy contenta con ello porque tengo dos programas”.

“Me gustaría tomar más clases de actuación, uno nunca termina de prepararse. Le quiero perder el miedo a los ‘castings’ en inglés”.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>