‘Marero’ de Hempstead condenado por matar a guatemalteco en Massapequa

'Marero' de Hempstead condenado a por matar a guatemalteco en Massapequa
Kevin Granados-Coreas. (Foto: NCDA)

La fiscal de distrito del condado de Nassau, Anne T. Donnelly, anunció que un pandillero de Hempstead, miembro de la Mara Salvatrucha (MS-13), fue sentenciado de 23 años a cadena perpetua en prisión por su papel en el brutal asesinato de un supuesto enemigo de una pandilla, ocurrido en Massapequa Park Preserve en 2017.

Kevin Granados-Coreas, (alias «Lonely»), se declaró culpable ante la jueza Helene Gugerty de asesinato en segundo grado (un delito grave A-I) y conspiración en segundo grado (un delito grave B), indicó la Nassau County District Attorney (NCDA).

«Julio Cesar Espantzay-Gonzales fue otra víctima trágica de un círculo vicioso de violencia de pandillas perpetuado por la MS-13”, declaró la fiscal Donnelly.

“El acusado les dijo a otros miembros de la MS-13 que la víctima era su ‘enemigo’. Ayudó a atraer al joven a la reserva y, una vez dentro, empuñó un machete y mató a machetazos a Espantzay-Gonzales».

«NCDA continúa debilitando esta organización criminal en nuestro condado con cada condena, y aquellos que participan en estas ejecuciones sin sentido están pagando por sus crímenes”.

Según la investigación, Espantzay-Gonzales, de 19 años, y de origen guatemalteco, fue reportado como desaparecido el 31 de enero de 2017. En 23 de marzo de ese año, un paseador de perros encontró su cuerpo en Massapequa Park Preserve.

La víctima fue atraída al bosque el 28 de enero por Kevin Granados-Coreas y otros «mareros» con promesas de sexo y marihuana.

Una vez en la reserva, los pandilleros Antonio Cullal (alias «Duke»), Raul Ponce (alias «Shadow») y Gerson Stanley Juarez (alias «Angel Black»), mataron a machetazos a Espantzay-Gonzales. Más tarde se deshicieron del cuerpo de la víctima debajo de ramas de árboles, hojas y otros arbustos.

Según la acusación, Carlos Portillo (alias «Pikachu») y Roberto Abrego-Reyes (alias «Splinter»), supuestamente ordenaron el asesinato de Espantzay-Gonzales porque se percibía que era un enemigo de la pandilla.

El acusado Kevin Granados-Coreas fue arrestado el 15 de agosto de 2017 en Hempstead por los oficiales de la Brigada de Homicidios del Departamento de Policía del condado de Nassau.

Cullal fue sentenciado previamente de 20 años a cadena perpetua, mientras que Ponce fue sentenciado de 32 años a cadena perpetua.

Los casos contra Portillo y Abrego-Reyes están pendientes.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York