Marcha por la justicia continuó en Manhattan a pesar de que el policía que mato al afroamericano George Floyd fue declarado culpable

Manifestantes dicen que el veredicto de culpabilidad en el juicio de Derek Chauvin puede ser un trampolín hacia un futuro mejor. Foto de Dean Moses

Aunque el juicio de Derek Chauvin, el policía acusado del asesinato del afroamericano George Floyd se llevó a cabo en Minneapolis, a 1.198 millas de la ciudad de Nueva York, el abrumador sentido de justicia después del veredicto de culpabilidad por asesinato de Chauvin el martes, inundó la Gran Manzana como un tsunami.

Durante casi un año, los manifestantes han tomado las calles de Manhattan y los condados aledaños impulsados por la desesperación y la furia tras los asesinatos no solo de George Floyd, sino también de Breonna Taylor y Ahmaud Arbery, entre muchos más.

Después de pedir justicia, enfrentarse a los oficiales de la policía de Nueva York y marchar bajo el sol abrasador, a través de la lluvia torrencial y en medio de la nieve, los manifestantes finalmente tuvieron la oportunidad de festejar la victoria y descansar tras una reñida batalla.

Sin embargo, no sucedió así.

Foto de Dean Moses

La ciudad fue asediada con una serie de protestas el martes por la noche y varios cientos de manifestantes, desde Brooklyn hasta Midtown Manhattan. Los manifestantes que buscan un cambio sistémico en el sistema de justicia dicen que cuando se trata de la forma en que se trata la vida de Negros y Marrones, la condena de Chauvin fue solo el primer paso para la rendición de cuentas.

Al caer la noche del martes, salieron a las calles para recordarle a la ciudad y al país que se necesitan hacer más cambios.

“Este es un gran paso hacia la justicia, pero hay más que debemos hacer, ¡y más es abolir todo este maldito sistema!”, exclamó Larry Smith sosteniendo un micrófono, afirmando que los manifestantes presentes son sobrevivientes de la injusticia. “Esto no es justicia hoy; esto es un comienzo. Todos los días seguiremos organizándonos».

Larry Smith deja escapar un año de emoción. Foto de Dean Moses

La protesta de Times Square, que comenzó a las 7 p.m., vio a más de cien personas marchar en el centro de la ciudad con carteles que decían: «Veredicto del pueblo: culpable».

Llevando altavoces con ellos, la multitud se aseguró de que su mensaje fuera escuchado. Gritos de voces resonaron en los edificios de lujo con las palabras «¡Todo tu maldito sistema es culpable como el infierno!» y «¡No hay justicia, no hay paz!»

Cuando la tarde se convirtió en noche, los manifestantes bloquearon la vía en 7th Avenue y 34th Street arrodillándose durante varios minutos. Aquí, miembros de la policía de Nueva York y automovilistas obstruidos vieron cómo se desarrollaba el símbolo de solidaridad.

Foto de Dean Moses

Después de la abrupta parada, continuaron hacia el Bajo Manhattan donde terminaron su mitin en Union Square. Aunque el grupo fue seguido de cerca por los ciclistas de la policía de Nueva York, la protesta se mantuvo pacífica en todo momento.

Si bien la noche se centró en presionar por cambios futuros y responsabilidad adicional para las oficinas que abusan de su poder, los manifestantes se permitieron cierta apariencia de celebración, aplaudiendo y vitoreando la imagen de Chauvin esposado.

 

Notas relacionadas: Estallan protestas en toda la ciudad de Nueva York por muerte del afroamericano George Floyd en Minneapolis (Fotos y Videos)

 

Más de Alrededor de Nueva York