Maia Reficco conquista con ‘Tuya’

Foto cortesía de Criteria Entertainment
El éxito para Maia Reficco llegó a mediados de su adolescencia cuando consiguió el trabajo de sus sueños como la protagonista de la exitosa serie de Nickelodeon KALLY’S Mashup, interpretando a una joven que soñaba con el estrellato en música pop.
A sus escasos 20 años, ese sueño está muy próximo en convertirse en realidad.
La artista argentino-americana acaba de lanzar su primer y tan esperado sencillo «Tuya», debutando su carrera como solista. La canción co-escrita por Reficco con Iberê Fortes y Lucas Biren, cuenta con todo el sabor y color de los ritmos latinos actuales y un poderoso mensaje de empoderamiento. En ella, Maia resurge como una de las voces más frescas de la música latina.
Con casi una década como cantante profesional, Maia también ha demostrado su talento como actriz teatral, el año pasado interpretó a Natalie en el musical ‘Next to Normal’ del Kennedy Center y a “Young Evita” en la producción EVITA en el New York City Center.
La joven cantautora también fue nombrada como la segunda macro influenciadora más importante de TikTok Argentina en el 2020.

¿Sientes que te has desprendido de la dulce KALLY con ‘Tuya”?

Este material es algo mucho más movido, más adulto… voy creciendo y en mi música se refleja. Es mostrar a mi público una nueva etapa mía.

Emocionalmente es un proyecto muy distinto y conlleva como otra exposición personal y vulnerabilidad muy distinta. Hacer mi música es contar mi historia, aplicar mi subjetividad como persona y como artista y mostrárselo a la gente… contar cosas que para mí, me da mucho miedo contar -y exponer mis sentimientos ante todo el mundo que quisiera escuchar.

¿En qué te inspiraste en ‘Tuya”?

Me gusta contar historias muy literales de mi vida y estaba en un momento de mi vida medio particular (risas).

Después de tu éxito cantando en inglés, ¿porque decidiste sacar este material en español?

Siento esa necesidad de ponerme hoy, a aportar en la lucha de Latinoamérica desde la perspectiva de mujer latina, habiendo crecido acá. Por eso para mí fue muy especial empezar a cantar en español para trasmitir a este lado del público.

Foto cortesía de Criteria Entertainment

¿Siempre quisiste ser artista?

Si, encontré mi pasión desde muy chiquita.

¿Crees que con el talento se nace, o se hace?

Se hace. Creo que obviamente hay gente que nace con facilidad pero creo que todo se hace con dedicación y pasión. No hay limitación física aunque hay condiciones donde una gente nace con más privilegios que otros, pero de cualquier forma creo que con esfuerzo todo se logra, y lo creo realmente porque antes me daba pánico bailar y empecé a esforzarme muchísimo más, y hoy me siento capaz bailando.

Además de solista, también es admirable lo que has hecho en teatro, ¿cómo fue tu experiencia en Broadway?

Lo que te enseña el teatro es un nivel de disciplina que no se consigue en ninguna otra área. A veces no me atrevía ni salir a desayunar porque me daba miedo tomar frio y enfermarme y no poder hacer la función. El teatro era literalmente mi vida y eso fue lo que me encanto, porque realmente después de eso creo que puedo aguantar cualquier ritmo y trabajo.

Foto cortesía de Criteria Entertainment

¿Como ves el futuro del teatro en Nueva York?

Me parte el alma por todo lo que es el teatro para mi… también sostiene a mucha gente y saber que en estos momentos están allí, sufriendo y sin trabajo, me parte el corazón; realmente lo que más quiero es que se pueda normalizar pronto.

¿A quién admiras y porque?

Madonna, porque armó el camino para las mujeres artistas. Fue de las primeras mujeres que se atrevió a hablar de la sexualidad y de un montón de cosas que en la industria estaban tabú. No se permitía que las mujeres hablaran de estas cosas al menos que fuera a disposición del placer de un hombre. Creo que las mujeres que han sido trasgresoras y han hecho el camino para nosotras, son a las que más admiro y las que más me inspiran.

 

Notas relacionadas: Tessa Ía nos demuestra que “De Brutas, Nada”

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>