Los Yankees no pueden en casa y ven campeonar a los Medias Rojas en El Bronx

Los Yankees no pueden en casa y ven campeonar a los Medias Rojas en El Bronx
Los Medias Rojas celebran tras derrotar a los Yankees y ganar el título de la División Este de la Liga Americana de la MLB en el Yankee Stadium en Nueva York. EFE

 

Los Medias Rojas de Boston bajo la dirección del piloto novato, el puertorriqueño Alex Cora, consiguieron por tercer año consecutivo el banderín de la División Este de la Liga Americana tras vencer a domicilio 6-11 a los New York Yankees, sus eternos rivales.

La victoria y la celebración de los Medias Rojas se dio en el legendario Yankee Stadium, lo que hizo que fuese todavía más emotiva, después de tener que esperar tres días para hacerlo por haber perdido los dos partidos anteriores de la serie.

Mookie Betts aportó un cuadrangular y un par de dobletes. Totalizó cuatro imparables para remolcar cinco carreras, y los Medias Rojas se sobrepusieron a un grand slam de Giancarlo Stanton que dio la ventaja a Nueva York en el cuarto episodio.

Jackie Bradley Jr bateó un vuelacerca que significó el empate en la séptima entrada, y Xander Bogaerts dio la delantera a Boston mediante un elevado de sacrificio.

Los Medias Rojas (104-49), que poseen la mejor marca de las Grandes Ligas en esta campaña, definieron lo que llegó a ser una apretada lucha en la división cuando restan todavía nueve juegos de la temporada regular.

J.D. Martínez y los Medias Rojas, que lideraron en solitario la división desde el 2 de julio, inaugurarán su postemporada en casa, el 5 de octubre, ante un rival por determinar.

 

Los Yankees no pueden en casa y ven campeonar a los Medias Rojas en El Bronx
El campocorto Xander Bogaerts, de Medias Rojas, batea un jonrón en el triunfo ante los Yankees, el jueves 20 de septiembre de 2018. EFE

 

Nunca antes Boston había finalizado primero del Este en tres años consecutivos. El club requiere de un triunfo más para igualar el récord de la franquicia, establecido por el equipo que ganó la Serie Mundial de 1912.

La tercera fue la vencida para los Medias Rojas, que habían perdido los dos duelos anteriores de la serie en el Yankee Stadium. Por fin Boston pudo festejar el banderín, bajo las órdenes de Cora, en su año de debut como piloto.

La jornada también dejó la paliza de los Atléticos de Oakland, quienes con Marcus Semien que aportó tres imparables y logró la mejor marca de su carrera, con cinco impulsadas, los lideró a la victoria de 21-3 ante los Angelinos de los Angeles en un festival de bateo.

Stephen Piscotty añadió un cuadrangular y cuatro remolcadas a la causa de los Atléticos, que redujeron a cinco juegos su «número mágico» para asegurar un boleto de playoffs.

Los Atléticos impusieron sus mejores marcas de la campaña en los apartados de carreras anotadas e imparable, con 22. Desde el 15 de junio, los Atléticos ostentan la mejor marca de las Grandes Ligas, con 58-25.

Los Yankees poseen por ahora el primer comodín, con una ventaja de dos juegos y medio respecto de los Atléticos.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>