Los grandes retos de hacernos contar en el Censo 2020

Los grandes retos de hacernos contar en el Censo 2020
Joseph J. Salvo, director de la división de planeación de la ciudad de Nueva York.

 

Tres palabras definen el camino al Censo 2020: fácil, seguro e importante. Un proceso que traerá dos grandes desafíos: lograr contar a las familias que viven en apartamentos construidos ilegalmente y a las personas que no tienen un estatus legal en el país.

“Para marzo del próximo año todos las personas que viven en el estado de Nueva York habrán recibido la invitación y el formulario del censo 2020”, destacó Lisa Moore, representante del Centro Regional del Censo de Nueva York.

Para Moore, es importante que las familias completen el formulario, lo cual lo pueden hacer por primera vez por internet, teléfono o en papel, incluyendo con sinceridad a todas las personas y niños que viven en la casa.

“El formulario cuenta con 10 preguntas, no pregunta el número de Seguro Social, únicamente pregunta sobre el número de personas que viven en esa dirección”, insistió.

De igual forma la funcionaria indicó que la línea del censo 2020 cuenta en esta ocasión con un servicio de traducción en 59 idiomas para las personas que no entienden el cuestionario en el idioma inglés.

 

Los grandes retos de hacernos contar en el Censo 2020
Lisa Moore, representante del Centro Regional del Censo de Nueva York.

 

La seguridad del Título 13

 

“De acuerdo al Título 13 la ley exige a la Oficina del Censo mantener confidencial la información de todas las personas. Por ley, sus respuestas no pueden ser usadas en su contra por ninguna agencia del gobierno o tribunal”, dijo Moore.

El censo no podrá compartir la información ni con el Buró Federal de Investigaciones (FBI), ni con la Agencia Central de Inteligencia (CIA), ni con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), ni con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EE. UU. (ICE)

“Aunque nos protege la ley, es mejor estar preparados. La gente tiene miedo, estamos bajo un gobierno que ha sido duro con la inmigración. Nuestra organización está ofreciendo desde ya asistencia legal gratuita para llenar el formulario”, destacó Jorge Vásquez, abogado de la entidad LatinoJustice.

Y es la manera como la oficina del censo piensa llegar a los inmigrantes. “En la ciudad de Nueva York por ejemplo, incluyendo el condado de Queens estamos asignando fondos a las organizaciones comunitarias que tienen voz en sus comunidades para que motiven a las personas a que se hagan contar’, dijo Julie Menin, directora del Census de la ciudad de Nueva York.

 

Los grandes retos de hacernos contar en el Censo 2020
Jorge Vásquez, abogado de la entidad LatinoJustice.

 

La preparación en Queens

“En el área de Queens por ejemplo desde hace tres años empezamos a reconocer las casas donde se nota por el número de puertas que tienen 2 o 3 apartamentos y les hemos designado un código a cada una para ser usado en el Censo 2020”, dijo Joseph J. Salvo, director de la división de planeación de la ciudad de Nueva York.

De acuerdo a Salvo, esto fue uno de los vacíos más grandes del censo 2010, el número de personas que se quedaron sin contar porque no vivían en apartamentos legalmente construidos, ya que el formulario llega solo a una dirección.

 

Los grandes retos de hacernos contar en el Censo 2020
Casas como ésta en Queens donde aparecen tres diferentes puertas de entrada y solo una dirección fueron codificadas para ayudar al Censo 2020. (Foto: Noticia)

 

Sin embargo de acuerdo a Salvo, para el Censo 2020, la oficina regional de Nueva York va a comparar los datos recibidos de una dirección en los formularios con los datos que tengan de servicios públicos y de salud.

“Si no coinciden con el número de personas que puedan tener cuentas de servicios, como internet o cable, la oficina enviará a un representante”, recalcó.

Para la oficina regional del censo 2020 en Nueva York, es un reto lograr que el 100% de las personas que viven en el estado se hagan contar. La campaña empezó y se espera que las personas se den cuenta que si no se hacen contar su pueblo perderá fondos económicos para las escuelas y demás servicios.

 

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>