Los beneficios de las pruebas genéticas para el Cáncer de Mama

Los beneficios de las pruebas genéticas para el Cáncer de Mama
Los beneficios de las pruebas genéticas para el Cáncer de Mama. (Foto: LongIslandPress.com)

Por: Danielle Sullivan

Durante este Mes de Concientización sobre el Cáncer de Mama, el mensaje clave es hacerse chequeos regulares y autoexámenes mensuales, para que las mujeres puedan detectar cualquier anomalía tan pronto como aparezca.

Esto reduce la posibilidad de que el cáncer de mama sea mortal. A veces, encontrar un bulto es el mejor de los casos, porque significa que puede hacerse una biopsia y extirparlo. Además, las pruebas genéticas pueden determinar si el gen del cáncer de mama es hereditario y es un simple análisis de sangre.

A mi madre le diagnosticaron una forma agresiva de cáncer de mama hace 9 años. Antes de eso, se hizo sus mamografías y chequeos regulares, por lo que fue una sorpresa cuando encontró un bulto, y se descubrió que era maligno.

Después de una intensa quimioterapia y una mastectomía, ha quedado libre de cáncer. Fue un camino largo y todavía toma medicamentos preventivos, que a veces pueden ser bastante agotadores. Ahora, ella es inflexible sobre la detección y sigue todos los protocolos posteriores al cáncer.

Una vez que se completó el tratamiento de mi madre, sus médicos del Hospital Memorial Sloan Kettering la instaron a que se hiciera una prueba genética.

Un simple análisis de sangre conocido como BRCA mostraría si ella tenía el gen del cáncer, lo que determinaría si la enfermedad sería probable en mi hermana y en mí, así como en nuestras hijas.

Las mujeres con las variantes de mayor riesgo de mutaciones BRCA tienen un riesgo teórico de cáncer de mama del 60 al 82 por ciento, en comparación con el 12 por ciento de todas las mujeres. La prueba resultó negativa, lo que fue reconfortante, pero aún no ofrecía ninguna garantía.

En consecuencia, si hubiera dado positivo, sus posibilidades de desarrollar cáncer de ovario habrían sido mayores.

 

 

Pruebas de BRCA

 

Según la Breast Cancer Alliance, más de 200.000 mujeres serán diagnosticadas con cáncer de mama este año. De ellos, del 7 al 10 por ciento (15.000 a 20.000 casos) tendrán una predisposición hereditaria. Entre las mujeres con esa predisposición, más de la mitad (de 7.000 a 10.000 casos) será el resultado de mutaciones detectables en BRCA1 o BRCA2.

Aquellas mujeres con una mutación BRCA también tendrán un riesgo del 10 al 60 por ciento de desarrollar cáncer de ovario en su vida (riesgo del 35 al 60 % con una mutación BRCA1; riesgo del 10 al 27 % con BRCA2). Eso se compara con un 1,5 % de riesgo de desarrollar cáncer de ovario para la población general.

El Instituto Nacional del Cáncer recomienda oficialmente que se realicen las siguientes pruebas de BRCA:

– Múltiples cánceres de mama y de ovario dentro de una familia (a menudo diagnosticados a una edad temprana).

– Dos o más cánceres primarios en un solo miembro de la familia (más de un cáncer de mama o cáncer de mama y de ovario).

– Casos de cáncer de mama masculino.

Es vital que las mujeres que han tenido cáncer de mama se hagan la prueba para ver si tienen la mutación BRCA, para su propia batalla en la lucha contra el cáncer, así como para la salud de sus hijas y nietas.

– Danielle Sullivan, madre de 3 hijos, ha trabajado como escritora y editora en el mundo de la crianza de los hijos durante más de 10 años. Sullivan también escribe sobre mascotas y crianza de los hijos para Babble.com de Disney. Encuéntrela en Facebook y Twitter @DanniSullWriter, o en sus blogs, Just Write Mom and Some Puppy To Love.

– Esta historia se publicó también en Newyorkfamily.com

 

 

Más de Alrededor de Nueva York