Long Island y Nueva York se solidarizan con víctimas de Harvey

Los neoyorquinos realizaron una vigilia fuera del edificio Exxon en Manhattan el miércoles por la noche en solidaridad con las víctimas del huracán Harvey.

Con el quinto aniversario de la Tormenta Sandy acercándose, una coalición de grupos de acción ambiental y cívica se reunieron para hacer un homenaje a las vidas, los hogares y los bienes perdidos en Houston.

Vestidos de negro y sosteniendo velas negras, también pidieron acciones contra el cambio climático que muchos científicos y ambientalistas dicen que está alimentando tormentas más grandes y mortales.

Matthew Miles Goodrich, organizador del grupo ambientalista Sunrise NYC, dice que la ciudad podría desempeñar un papel despojando su enorme fondo de pensiones de los combustibles fósiles y reinvertir en una economía sostenible que funcione para todos los neoyorquinos.

«Entonces, a nivel estatal, estamos llamando al gobernador (Andrew) Cuomo para que apruebe la New York Renews Policy Platform, que compromete al estado de Nueva York al 100 por ciento de energía limpia y trae miles de buenos y limpios empleos ambientales al estado”, afirma Goodrich.

Los conservadores cercanos a la administración Trump niegan cualquier vínculo entre el huracán Harvey y el cambio climático, señalando que los huracanes también ocurrieron cuando las emisiones de gases de efecto invernadero fueron más bajas.

Pero Goodrich dice que las empresas que se benefician de las emisiones de carbono han estado detrás de los pocos estudios que afirman que la actividad humana no está acelerando el cambio climático.

«La industria de los combustibles fósiles, y especialmente los ejecutivos de empresas en la parte superior, han sabido sobre el cambio climático durante décadas y han deliberadamente engañado al público», subraya. «Exxon en particular ha sido un verdadero criminal corporativo».

El fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman, ha acusado a Exxon Mobil de inducir a error a los inversionistas sobre la forma en que responde por los riesgos del cambio climático.

Goodrich añade que la experiencia de la tormenta Sandy todavía está fresca en la mente de muchos neoyorquinos.

«Podemos compadecer y simpatizar con los ciudadanos en Houston en este momento», afirma. «Y así estamos extendiendo nuestros pensamientos y nuestras oraciones a ellos, y también asegurándonos de que los culpables del huracán no pasen inadvertidos”.

Los grupos que llevan a cabo la vigilia estarán recolectando donaciones para el alivio de huracanes en Texas, y alistando el apoyo para una conmemoración de la tormenta Sandy en Nueva York en octubre.

Más de Alrededor de Nueva York

>