Long Island se viste de rosado para luchar contra el Cáncer de Mama

Long Island se viste de rosado para luchar contra el Cáncer de Mama
La American Cancer Society y funcionarios de los condados de Suffolk y Nassau instan al público a participar en la campaña «Long Island Goes Pink» que concientiza sobre el Cáncer de Seno.

La American Cancer Society (Sociedad Estadounidense del Cáncer) y los funcionarios del condado de Suffolk y de Nassau respaldan la campaña «Long Island Goes Pink» para crear conciencia sobre el cáncer de mama en nuestra área y proclamaron el inicio del Mes de Concientización sobre el Cáncer de Mama en octubre.

El cáncer de mama es el cáncer más diagnosticado a nivel mundial. En Nueva York, la American Cancer Society estima que 17.800 mujeres serán diagnosticadas con cáncer de mama este año y 2.460 sucumbirán a la enfermedad. En todo el país, 2710 hombres serán diagnosticados con cáncer de mama en 2022.

Cabe indicar que el tratamiento del cáncer de seno, las mamografías y otros exámenes de detección del cáncer se han visto afectados por la pandemia del Covid.

Por este motivo, con el apoyo de funcionarios locales, líderes corporativos y simpatizantes del cáncer de mama, la American Cancer Society invita a la comunidad de Long Island a unirse al «Go Pink» comprometiéndose a realizar pruebas de detección, crear conciencia, ofrecerse como voluntario, participar en el movimiento «Avancemos a pasos agigantados contra el cáncer de mama» («Making Strides Against Breast Cancer») y a recaudar fondos para la investigación y programas para apoyar a los sobrevivientes de esta peligrosa enfermedad.

En la conferencia de prensa desarrollada el 30 de septiembre en el edificio H. Lee Dennison, en Hauppauge, estaba programada la asistencia del ejecutivo de Suffolk, Steve Bellone y el ejecutivo de Nassau, Bruce Blakeman.

Asimismo, participaron en el evento, Valerie Burger (maestra de ceremonias, presidenta de la junta de voluntarios de la American Cancer Society), Joe Rock (personalidad/cuidador de WBAB/WBLI) y Lexy Mealing de Westbury (Sobreviviente del Cáncer de Seno), entre otras personas.

La American Cancer Society es el líder sin fines de lucro de la nación en la lucha contra el cáncer de mama, y ​​pone más de 100 años de experiencia para trabajar a través de inversiones en la investigación de este cáncer, asegurando un mayor acceso a una atención de calidad, influyendo en las políticas públicas y brindando apoyo a los pacientes.

En su vigésimo noveno año en Long Island, el movimiento «Making Strides Against Breast Cancer» adopta una mezcla agridulce de propósitos: celebrar la supervivencia y rendir tributos significativos a los seres queridos perdidos, al tiempo que crea conciencia y recauda fondos para un mundo sin cáncer de mama.

La American Cancer Society insta al público a involucrarse, seguir las pautas para la detección del cáncer de mama, y a apoyar la investigación del cáncer a través de la participación y donaciones.

Para más información visite www.makingstrideswalk.org/LongIsland .

Más de Alrededor de Nueva York