Lo que debe saber sobre la Viruela del Mono, emergencia sanitaria mundial

Lo que debe saber sobre la Viruela del Mono, emergencia sanitaria mundial
¿Cómo se puede contener la propagación del virus Monkeypox? ¿Cuáles son las medidas preventivas que los padres deben tomar para mantener seguros a sus hijos?. (Newyorkfamily.com / Getty Images)

Por: Barbara Russo
NewYorkFamily.com

 

El sábado pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la Viruela del Mono como una emergencia sanitaria en el mundo, que es el nivel de alerta más alto. El anuncio, que se hizo un día después de que se informaran los primeros dos casos pediátricos en Estados Unidos, se produce cuando casi 3000 estadounidenses han sido infectados con el virus.

En medio de estas últimas noticias de salud, New York Family habló con expertos médicos y reunió información importante para los padres sobre lo que necesitan saber sobre la Viruela del Mono y los niños.

Una de las principales razones por las que la OMS ha declarado la emergencia sanitaria mundial es que el virus se ha propagado rápidamente a muchos países que no lo habían visto antes. La evaluación de la OMS es que el riesgo de la Viruela del Mono (o Monkeypox, en inglés) es moderado a nivel mundial y en todas las regiones, excepto en Europa, donde la organización evalúa el riesgo como alto.

¿Cómo se puede contener la propagación del virus?

Aunque la OMS no puede imponer mandatos a los gobiernos, puede hacer sugerencias y recomendaciones sobre precauciones y formas de ayudar a detener la propagación del virus. Algunas de esas recomendaciones, según el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, incluyen una respuesta coordinada para detener la transmisión y proteger a los grupos vulnerables.

«Aunque estoy declarando una emergencia de salud pública de interés internacional, por el momento este es un brote que se concentra entre hombres que tienen sexo con hombres, especialmente aquellos con múltiples parejas sexuales», dijo Tedros.

«Eso significa que este es un brote que se puede detener con las estrategias correctas en los grupos correctos. Por lo tanto, es esencial que todos los países trabajen en estrecha colaboración con las comunidades de hombres que tienen sexo con hombres, para diseñar y brindar información y servicios efectivos, y para adoptar medidas que protejan la salud, los derechos humanos y la dignidad de las comunidades afectadas».

¿Qué es la Viruela del Mono?

Primero, es importante saber qué es exactamente este virus. En resumen, la Viruela del Mono es una enfermedad rara causada por la infección con el virus monkeypox. Es parte de la misma familia que el virus variola, que causa la viruela. Se ha asociado en gran medida con la exposición de animales en África. La Viruela del Mono rara vez es mortal.

¿Cómo se propaga la Viruela del Mono?

La Viruela del Mono se puede propagar de varias maneras, según el CDC: De persona a persona a través del contacto directo con el sarpullido infeccioso, las costras o los fluidos corporales.

También se puede propagar a través de secreciones respiratorias durante el contacto cara a cara prolongado, durante el contacto físico íntimo, como besos, caricias o sexo, o al tocar elementos (como ropa de cama) que previamente tocaron erupciones infecciosas o fluidos corporales. Las mujeres embarazadas pueden transmitir el virus al feto a través de la placenta.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la Viruela del Mono?

El signo más notable de una infección por Viruela del Mono es la aparición de lesiones en la piel.

El Dr. Sten Vermund, MD, epidemiólogo de enfermedades infecciosas en la Escuela de Salud Pública de Yale y profesor de pediatría en la Escuela de Medicina de Yale, habló sobre la importancia de observar las lesiones características del virus.

Señaló que no hay demasiadas condiciones que causen lesiones de viruela en estos días, por lo que el proceso de eliminación juega un papel clave aquí. En otras palabras, la viruela se declaró erradicada en 1980, y la varicela, que alguna vez fue una enfermedad infantil prevalente, ha disminuido en frecuencia debido a la vacunación, todo lo cual hace que la Viruela del Mono sea un posible diagnóstico.

«La viruela es una lesión en la piel que forma una burbuja, una pústula, y es bastante característica», explicó Vermund. «Mirando una imagen, la persona promedio puede adivinar bastante bien porque no hay muchas cosas que causen una lesión que se parece a la Viruela del Mono».

Tener más de una de estas lesiones es otro signo de una infección por Viruela del mono. Las lesiones pueden ser bastante dolorosas y, a veces, dejan cicatrices una vez que la persona se ha curado.

Laura Purdy, MD, MBA, médica de medicina familiar, agregó que la Viruela del Mono tiene síntomas similares a otros virus como el COVID-19 o la gripe, especialmente al comienzo de la enfermedad. Éstos incluyen:

– Fatiga
– Dolores
– Fiebre
– Escalofríos

«La razón detrás de estos síntomas es que nuestro sistema inmunitario está trabajando duro para responder al virus y, a medida que el sistema inmunitario se activa, se producen estos síntomas», explicó Purdy. “Ha habido algunos casos en EE.UU. donde la erupción ocurrió sin los otros síntomas de tipo viral. Otras personas experimentan síntomas más importantes, como dolor de cabeza, dolor de espalda e inflamación de los ganglios linfáticos».

¿Quién está en mayor riesgo?

Si bien la comunidad de hombres homosexuales corre mayor riesgo, es importante saber que cualquiera puede contraer el virus, independientemente de su orientación sexual.

Los niños también pueden infectarse. De hecho, la semana pasada, los CDC informaron los dos primeros casos documentados de Viruela del Mono en niños.

Durante una reciente entrevista en vivo con el Washington Post, Rochelle Walensky, MD, directora de los CDC, explicó con más detalle los dos casos pediátricos informados.

«Ambos niños se remontan a individuos que provienen de la comunidad de hombres que tienen sexo con hombres, la comunidad de hombres homosexuales», dijo Walensky. «Entonces, cuando hemos visto esos casos en niños, generalmente han sido lo que yo llamo adyacentes a la comunidad con mayor riesgo». Walensky agregó que los niños ahora están bien.

¿Cómo se trata la Viruela del Mono?

La Viruela del Mono se puede tratar con medicamentos antivirales, dijo Vermund. Si sospecha que su hijo tiene este tipo de viruela o estuvo expuesto a alguien que pueda tenerla, llévelo al médico lo antes posible. El tratamiento oportuno puede ayudar a disminuir la gravedad de la enfermedad. La vacunación de los grupos en riesgo también es importante.

«Podemos tratar de prevenirlo en poblaciones vulnerables con vacunas», dijo Vermund. «Tenemos estas herramientas extraordinarias. Nos tomó alrededor de 16 años antes de que tuviéramos la triple combinación antirretroviral para el VIH. Y después de más de 40 años, todavía no tenemos una vacuna. Pero para la Viruela del Mono tenemos un tratamiento y tenemos una vacuna de inmediato. Entonces, estamos en una forma mucho mejor».

Ahora, según Vermund y otros expertos médicos, se trata de superar los desafíos logísticos para llevar tratamientos y vacunas a las personas que los necesitan.

¿Deben los niños recibir la vacuna contra la Viruela del Mono?

No, según Vermund, quien agregó que el niño promedio tiene un riesgo cercano a cero de contraer la Viruela del Mono. «Sería ineficiente enfocar la cobertura de vacunas para todos porque muchas personas no están en riesgo», dijo Vermund. «Tienes que tener algún puente hacia un individuo en riesgo o una comunidad vulnerable. Sin eso, sería bastante ineficiente comenzar a vacunar a muchas personas cuyo riesgo es extremadamente bajo».

¿Cuáles son algunas medidas preventivas que los padres deben tomar para ayudar a mantener seguros a sus hijos?

Cualquier persona que piense que puede haber estado expuesta a la Viruela del Mono debe evitar cualquier contacto piel con piel con otras personas. Purdy también recomienda revisar la piel de los niños en busca de lesiones sospechosas y mantenerlos en casa y no ir a la escuela si tienen ampollas o llagas.

«Ser consciente de evitar el contacto con las lesiones de la piel reducirá el riesgo de transmisión», agregó. «En este momento, realmente no entendemos exactamente durante cuánto tiempo las personas son contagiosas. Hemos visto cierto desprendimiento de partículas virales durante hasta 3 semanas después de la resolución de las lesiones cutáneas, pero se desconoce si eso se correlaciona con la infectividad».

Con toda esta información en mente, los padres no deben preocuparse demasiado ni sentirse estresados ​​por el virus.

«Dado que no es respiratorio como lo era la viruela, que era mucho más infecciosa, creo que el motivo de preocupación es extremadamente mínimo», apunó el Dr. Vermund.

Más de Alrededor de Nueva York