Líderes de NY recuerdan el asesinato de George Floyd con vigilia por primer aniversario

En honor a George Floyd, los líderes de derechos civiles y los funcionarios electos se arrodillaron durante más de nueve minutos. Foto de Dean Moses

Un año después de que le arrebataran la vida a George Floyd bajo el peso de la rodilla de un oficial de policía de Minneapolis durante nueve minutos y 22 segundos, los neoyorquinos dedicaron una pausa el martes, para reflexionar sobre la muerte de Floyd y su impacto en el movimiento por la justicia.

Durante una ceremonia en la base de operaciones de la Red de Acción Nacional en Harlem, el alcalde Bill de Blasio se unió al reverendo Al Sharpton y otros funcionarios para arrodillarse durante nueve minutos y 22 segundos para reflexionar sobre el horrible incidente que fue captado en video y provocó una protesta nacional.

«Cuando puso su rodilla en su cuello, puso una rodilla en el suelo ante la brutalidad policial», dijo Sharpton, y describió que la muerte de Floyd no será en vano si el Congreso aprueba la Ley de Justicia en la Policía de George Floyd. Este proyecto de ley de reforma policial busca poner fin a técnicas como la estrangulación a nivel federal.

El silencio lo dijo todo cuando los líderes electos se unieron a Sharpton para arrodillarse durante el mismo tiempo que Chauvin se arrodilló sobre el cuello de Floyd. Este acto simbólico tenía la intención de mostrar la necesidad de una reforma policial y recordarle al país que la muerte de Floyd ha sido el catalizador del cambio.

“Mientras nos arrodillamos, imagina cuánto tiempo estuvo (su rodilla) en el cuello de un ser humano. Nunca cambió de rodillas, simplemente se aferró. Es hora de que corrijamos la policía en este país», dijo Sharpton después de ponerse de pie y calificar la muerte de Floyd como un linchamiento moderno.

El alcalde Bill de Blasio insta al Congreso a aprobar la Ley de Justicia en la Policía de George Floyd. Foto de Dean Moses

El movimiento Black Lives Matter se ha comparado a menudo con las protestas por los derechos civiles de la década de 1960, y Sharpton enfatizó que la muerte de Emmett Till condujo a la Ley de Derechos Civiles de 1964.

Sharpton señaló que la muerte de Floyd es uno de los pocos casos criminales que ha visto la condena por cargos de asesinato contra un oficial. Dijo que la legislación debe seguir para garantizar que todos los estados estén protegidos de que algo como esto vuelva a suceder.

«El asesinato de George Floyd energizó y encendió un movimiento en todo el mundo», dijo Sharpton, describiendo las marchas y mítines como intergeneracionales y multirraciales, agregando: «No se puede tener un movimiento que sea de alguna forma o manera progresivamente exitosa si no hay una legislación».

El servicio se enfocó en más de un año de protestas, exigiendo el fin del racismo y la injusticia sistemáticos. Los asistentes subrayaron que lo que están pidiendo no es contra la policía, es por la reforma policial y la rendición de cuentas.

Sharpton subrayó que hace apenas siete años Eric Garner fue asesinado por una fuerza policial excesiva, lo que llevó a la legislación que prohíbe los estrangulamientos en la ciudad de Nueva York. Garner pronunció las palabras, «No puedo respirar» 11 veces, y George Floyd suplicó con la misma oración 27 veces antes de morir el 25 de mayo de 2020.

Mientras la ciudad de Nueva York cambió las leyes para proteger contra el uso de fuerza excesiva por parte de la policía de Nueva York, como estrangulamientos, de Blasio y Sharpton están implorando al Congreso que apruebe la Ley de Justicia en la Policía de George Floyd.

“Vimos un asesinato, aclaremos por qué hay tanta ira. Vimos un asesinato cometido por alguien que se supone que ejemplifica la ley. Se suponía que debía proteger. Se quitó una vida inocente y todo lo que nos han dicho es un reverso y entiendo a quienes se sintieron traicionado en ese momento porque el reverendo tiene razón, cómo se olvida la humanidad de alguien”, dijo de Blasio.

Mientras cada funcionario electo se turnó para expresar su disgusto por el brutal asesinato ocurrido hace un año, también manifestaron que la lucha por la justicia está lejos de terminar.

 

Notas relacionadas: Marcha por la justicia continuó en Manhattan a pesar de que el policía que mato al afroamericano George Floyd fue declarado culpable

 

 

Más de Alrededor de Nueva York