Legislatura de Nassau reserva millones de dólares para tratar adicción a opioides

Legislatura de Nassau reserva millones de dólares para tratar adicción a opioides
Legislatura de Nassau reserva millones de dólares para tratar adicción a opioides.

Actualmente, el estado de Nueva York, junto con los condados de Nassau y Suffolk, están demandando a varios fabricantes de opioides en una demanda colectiva en un tribunal federal en Central Islip.

El juicio, que comenzó esta semana, tiene como objetivo determinar la responsabilidad de los fabricantes y distribuidores de productos farmacéuticos en la crisis de opioides que se ha cobrado tantas vidas en Long Island.

Hasta hace poco, Johnson & Johnson y muchas cadenas de farmacias también formaban parte de la demanda, pero estas partes acordaron llegar a un acuerdo para no avanzar a juicio. Estos acuerdos deben ser aprobados por las legislaturas de los condados de Nassau y Suffolk.

En preparación para los acuerdos que se pagarán al condado, la Legislatura de Nassau anunció en una conferencia de prensa el 29 de junio, una nueva legislación que creará un Fondo de Ingresos Especiales.

Este fondo asegurará que todos los ingresos provenientes de los asentamientos se destinen a poner fin a la epidemia de abuso de heroína y opioides en el condado de Nassau. Aunque aún no se conoce la cantidad exacta del dinero del acuerdo, Nassau espera recibir millones de dólares en pagos.

«La creación del Fondo de Ingresos Especiales acercará al condado de Nassau un paso más hacia el fin de la epidemia de abuso de heroína y opioides», dijo la presidenta del Comité de Salud y legisladora del condado de Nassau, Rose Marie Walker.

«Estos fondos tan necesarios se destinarán a programas educativos, programas para ayudar aquellos que actualmente son adictos, y programas para ayudar a sacar estos opioides de nuestras calles. Queremos enviar un mensaje claro a los residentes del condado de Nassau de que estamos comprometidos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para tomar estas drogas que han arruinado nuestras comunidades, dividido familias y continúan poniendo a nuestros niños en peligro».

 

 

Más de Alrededor de Nueva York