Legisladores electos piden al Congreso proteger a los ‘Dreamers’

Legisladores electos piden al Congreso proteger a los 'Dreamers'
«Soñadores» beneficiados con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) durante una conferencia de prensa cerca del Congreso de Estados Unidos en Washington DC. Foto: EFE/ Lenin Nolly

Urge actuar. Una decena de legisladores electos al Congreso de Estados Unidos pidió a los actuales congresistas aprobar una serie de medidas fiscales y una solución migratoria permanente para los jóvenes «Soñadores» («Dreamers») beneficiarios del programa DACA.

La carta, dirigida recientemente a los líderes partidistas de la Cámara, el republicano Steny Hoyer y el demócrata James Clyburn, es firmada por diez congresistas elegidos a la Cámara de Representantes en las pasadas elecciones de noviembre.

Entre ellos están Delia Ramírez, demócrata por el distrito 3 de Illinois y Maxwell Frost, también demócrata por el distrito 10 de Florida.

Los nuevos legisladores pidieron a los actuales congresistas aprobar 4 propuestas legislativas para apoyar financieramente a las familias trabajadoras y para proteger a los inmigrantes que llegaron a EE.UU. cuando eran menores de edad, conocidos como los «Soñadores».

Los 10 legisladores electos pidieron a los actuales congresistas aprobar un proyecto de ley que ofrece un camino a la ciudadanía a los beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en ingés).

Los recién elegidos legisladores, que ocuparán su escaño a principios de enero, pidieron al Congreso también extender dos programas tributarios de apoyo a los hogares de bajos ingresos que se implementaron en la pandemia, conocidos como Crédito Tributario por Hijos y Crédito tributario por ingreso del trabajo.

A su vez, solicitaron que los congresistas aprueben un incremento en los fondos destinados para el cuidado infantil en el país.

Cabe mencionar que el programa DACA ha ofrecido permiso laboral y protección frente a la deportación a unos 830.000 inmigrantes.

Un juez federal de Texas decidió el pasado 14 de octubre mantenerlo por el momento, pero prohibió expedir nuevas solicitudes tras haber declarado ilegal este amparo.

El Departamento de Seguridad Nacional emitió después una «regla final» que permite la recepción de nuevas peticiones, pero no se pueden procesar mientras siga el litigio.

De ahí el reclamo de alcanzar antes de la siguiente legislatura, en la que el poder del Congreso estará dividido entre demócratas y republicanos, una solución bipartidista que proteja a los «dreamers» o una reforma que retome el proyecto de Ley de Promesa y Sueño Americano 2021, aprobado ya por la Cámara de Representantes y pendiente en el Senado.

El 3 de enero se instala el nuevo Congreso en Washington DC, surgido de las elecciones de medio mandato realizadas el pasado 8 de noviembre.

 

Crece la presión

 

Los defensores de una legislación que proteja de forma permanente en Estados Unidos a los llamados «Dreamers» (Soñadores), beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), han intensificado su presión para que el Congreso la apruebe antes de final de año.

«Es hora de acabar con la fragilidad que afecta a las vidas de los Soñadores», apuntó en conferencia de prensa telefónica Gregory Haile, presidente de la Univerdad pública Broward College, según el cual esos jóvenes fortalecen las clases del país y su mercado laboral.

Los partidarios de ese programa exigen una protección permanente en esta sesión legislativa posterior a las elecciones de medio mandato del 8 de noviembre, tras las que los demócratas conservarán a partir de enero el control del Senado pero los republicanos recuperarán la mayoría en la Cámara de Representantes.

«Hacerlo es lo correcto. Los ‘dreamers’ llegaron de media a los 5 o 6 años de edad», añadió el presidente y consejero delegado de la Asociación Empresarial de Texas, Glenn Hamer, en ese encuentro telemático impulsado por la ONG Presidents’ Alliance on Higher Education and Immigration.

De ahí el reclamo de alcanzar antes de la siguiente legislatura, en la que el poder del Congreso estará dividido entre demócratas y republicanos, una solución bipartidista que proteja a los «dreamers» o una reforma que retome el proyecto de Ley de Promesa y Sueño Americano 2021, aprobado ya por la Cámara de Representantes y pendiente del Senado.

«A menos que el Congreso actúe en las próximas tres semanas para proteger a los beneficiarios de DACA, DACA podría terminar tan pronto como el próximo año. Un promedio de 1.000 beneficiarios perderían sus trabajos y su derecho legal a trabajar cada semana», dijo el senador demócrata Dick Durbin.

Durbin es titular de la Comisión Judicial del Senado e impulsor en 2001 del proyecto «Desarrollo, Alivio y Educación para Menores Extranjeros», más conocido como «Dream Act» o Ley del Sueño.

«Necesitamos menos postureo político y más compromiso y determinación. Deberíamos empezar ya en esta sesión para proteger a los soñadores, por su futuro y por el nuestro», dijo el legislador.

Y advirtió de que entre los «dreamers» que podrían ser deportados si no se mejora la situación hay enfermeras, profesores, ingenieros o policías.

El programa DACA original se lanzó en agosto de 2012 durante el mandato del demócrata Barack Obama (2009-2017). En 2017, el entonces presidente republicano Donald Trump ordenó su cancelación y después numerosas querellas judiciales han conducido a la situación actual, que los «dreamers» esperan ver solucionada con una reforma permanente.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York