Legisladores de Queens buscan mejorar salario para los trabajadores de propinas

El concejal Francisco Moya se unió a la asambleísta Ari Espinal, entre otros grupos de derechos de los trabajadores, para pedir un salario justo para los trabajadores que dependen de propinas. (Foto de Oficina del concejal Moya)

Dos representantes de Queens están pidiendo al estado que coloque a los trabajadores con propinas en el mismo nivel que a otros trabajadores.

El concejal Francisco Moya se unió a la asambleísta Ari Espinal, a grupos laborales y organizaciones de derechos de los trabajadores en el Ayuntamiento de la Ciudad el martes, 4 de septiembre, para pedir al Departamento de Trabajo que elimine el crédito por propinas e incremente el salario de todos los trabajadores al salario mínimo del estado.

«El sustento de los servidores en restaurantes, trabajadores de lavado de autos, empleados de salones de belleza o cualquier trabajador con propinas no debe depender de tolerar el acoso sexual y la discriminación, pero nuestro sistema de salario mínimo ambiguo incentiva silenciosamente estas indignidades», dijo Moya. «Es hora de que Nueva York se una a los otros siete estados que eliminaron el crédito por propinas y proporcionen a los trabajadores con propinas la estabilidad que se deriva de la garantía de un salario digno».

Según Moya, los trabajadores que reciben propinas tienen el doble de probabilidades de vivir en la pobreza que otros trabajadores neoyorquinos y tienen menos probabilidades de tener seguro médico que aquellos que trabajan en el sector privado. La industria de servicios también registra más quejas de acoso sexual por parte de los trabajadores con propinas que cualquier otra industria en el país.

Por estas razones, Moya presentará una resolución que no solo ayudará a los trabajadores que reciben propinas a ganar un salario estable, sino que también les permitirá aprovechar los derechos básicos de los trabajadores, como protección contra la mala conducta, incluido el robo de salarios y el acoso.

«El sistema salarial de doble estándar de Nueva York alimenta la pobreza, el acoso, la discriminación y el robo de salarios. Obligar a los trabajadores de restaurantes, lavadores de autos y a personal de salones de belleza a depender casi por completo de propinas para sobrevivir es simplemente incorrecto. Afortunadamente, hay una mejor manera», dijo Catherine Barnett, directora de Restaurant Opportunities Center of New York. «Nueva York debe ser un líder en la lucha por un salario justo y unirse a los siete estados que ya han eliminado el salario por propinas, lo que genera ganancias para los trabajadores en todos los ámbitos. Aplaudimos al concejal Moya y a sus colegas del Concejo Municipal de Nueva York por su liderazgo en este tema».

«Ningún trabajador debería ver amenazado su sustento porque no sonríe lo suficiente o no se postra ante un cliente», dijo Deborah Axt, codirectora de Make The Road NY. «Hemos escuchado suficientes historias de horror sobre las condiciones en las que se obliga a los empleados a trabajar para saber que este sistema de doble estándar debe terminar. Agradecemos al miembro del Concejo Moya por su larga labor en este tema y por defendernos para pedirle al Departamento de Trabajo que ofrezca a todos los trabajadores que reciben propinas un salario mínimo completo».

 

Notas relacionadas: Campaña ‘One Fair Wage’ exige salario justo para trabajadores que reciben propina 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>