Legisladora hispana quiere limitar las suspensiones escolares para mantener a los niños fuera de las cárceles

La senadora estatal Jessica Ramos habló a favor de reformar las suspensiones escolares en el capitolio estatal en Albany, Nueva York. (Cortesía de Make the Road NY)

La senadora estatal de Queens, Jessica Ramos, se unió a defensores en Albany el pasado lunes, para instar la aprobación de un proyecto de ley que restringiría la forma en que las escuelas usan las suspensiones como parte de un esfuerzo para poner fin al conducto de la escuela a la prisión.

El proyecto de ley, llamado ‘Judith Kaye Schools Solutions not Suspension Act (Ley Judith Kaye Soluciones Escolares no Suspensiones)’, fue presentado el año pasado por la senadora estatal de Brooklyn Velmanette Montgomery, y llama a poner un límite a las suspensiones escolares de 20 días de duración.

Si se aprueba, la legislación también prohibiría que las escuelas suspendan a estudiantes de jardín de infantes a tercer grado; requeriría que las escuelas usen la suspensión como último recurso; implementaría prácticas restaurativas en todo el sistema; y prohibiría las suspensiones de estudiantes por «actos de desobediencia voluntaria».

«No es justo que penalicemos continuamente a los estudiantes por quizás aprender de diferentes maneras, por tener una comprensión diferente y una experiencia diferente del mundo», dijo Ramos durante la manifestación dentro del capitolio. “Lo que realmente necesitamos es asegurarnos de que estamos cuidando a nuestros hijos… y mantenerlos alejados del complejo industrial de las prisiones».

Alrededor del 90 por ciento de las suspensiones escolares se emitieron a estudiantes negros o hispanos en 2018, según un informe de la Oficina de Presupuesto Independiente de la ciudad, y los estudiantes negros tienen más probabilidades de recibir castigos más severos y suspensiones más largas que otras razas.

Más de Alrededor de Nueva York

>