Legisladora de Queens presenta proyecto de ley para proteger a pequeñas empresas cerradas por pandemia

La asambleísta Catalina Cruz ha estado proporcionando comidas en la oficina de su distrito durante la pandemia y ahora está presentando un proyecto de ley para proteger a las pequeñas empresas. (Foto cortesía de World Central Kitchen)

Con tantas pequeñas empresas en Queens impactadas adversamente por el brote de coronavirus, la asambleísta Catalina Cruz presentó ‘Commercial Lease Efficiency and Resolution (CLEAR) Path Forward Act (Arrendamiento Comercial Eficiente y Ruta de Avance y Resolución)’, un proyecto de ley diseñado para reducir los desalojos comerciales y alentar a los inquilinos y propietarios a renegociar los términos de los arrendamientos comerciales fuera de la sala del tribunal.

La legislación está diseñada específicamente para mitigar las interrupciones y los desalojos comerciales innecesarios debido a la pérdida de ingresos como resultado de la pandemia de COVID-19.

«Nuestro distrito es el epicentro de esta epidemia, obligando a las pequeñas empresas que son tan importantes para nuestra comunidad a cerrar durante meses», dijo Cruz. “Este proyecto de ley garantizaría que estas circunstancias imprevistas sean consideradas legalmente fuera de nuestro control. La mayoría de estos negocios son propiedad de inmigrantes, y a menudo son el camino para ingresar a la clase media”.

Según la ley existente de Nueva York, una parte del contrato de arrendamiento comercial puede excusar el incumplimiento del contrato de arrendamiento cuando existen circunstancias fuera de control. Cuando el gobernador Andrew Cuomo solicitó el cierre sin precedentes de empresas no esenciales debido al COVID-19, las empresas de toda la región se vieron obligadas a cerrar sus puertas.

Foto cortesía de World Central Kitchen

Esta acción, si bien es necesaria para la salud y la protección del público en general, resultó en una severa pérdida de ingresos para las empresas locales, y muchas de ellas enfrentan una deuda creciente debido a la incapacidad de pagar altos alquileres por espacios que no están operando.

«Antes de la epidemia, muchos de estos dueños de negocios estaban luchando por mantenerse a flote cuando la renta comenzó a aumentar», dijo Cruz. “Ahora, con el estado cerrándolos, corren el peligro de perder su única fuente de ingresos y enfrentar una deuda creciente y un posible desalojo. La Ley CLEAR Path Forward alentará la renegociación de los plazos de arrendamiento cuando sea posible para que las empresas puedan permanecer abiertas».

“La legislación proporciona una hoja de ruta para que los propietarios e inquilinos negocien un acuerdo, eviten litigios y eviten los desalojos. En los casos en que las partes no pueden llegar a un acuerdo, el proyecto de ley proporciona criterios claros para que el tribunal evalúe si debe haber una reducción de la renta o la terminación del contrato de arrendamiento”, agregó Cruz. “El proyecto de ley también establece inequívocamente que COVID-19 fue un evento imprevisible para evitar fallos judiciales inconsistentes en todo el estado”.

«El ochenta y nueve por ciento de las empresas en la ciudad de Nueva York tienen menos de 20 empleados; estas son las empresas locales comunitarias que están en mayor peligro por las circunstancias económicas sin precedentes causadas por COVID-19″, dijo por su parte el senador estatal Brad Hoylman, quien lleva la medida en la cámara superior. “Nadie quiere que la ciudad de Nueva York sea un lugar donde solo las cadenas de tiendas y centros comerciales puedan sobrevivir. Nuestra legislación ayudará a litigar innecesariamente y alentará las negociaciones extrajudiciales entre inquilinos comerciales y propietarios para crear un camino a seguir para nuestras pequeñas empresas».

 

Notas relacionadas: Las pequeñas empresas de Nueva York pueden solicitar ayuda del nuevo programa de préstamos del estado dijo Cuomo

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>