Legislación aprobada permitirá a beneficiarios de SNAP comprar comestibles en internet

Legislación aprobada permitirá a beneficiarios de SNAP comprar comestibles en internet
Legislación aprobada permitirá a beneficiarios de SNAP comprar comestibles en internet.

El presidente de la Asamblea del estado de Nueva York, Carl Heastie, anunció la aprobación de una legislación para garantizar que los neoyorquinos vulnerables tengan las herramientas y los recursos que necesitan para navegar la pandemia de COVID-19, y para fomentar la confianza y rastrear con precisión el virus en nuestras comunidades.

Cabe destacar que millones de neoyorquinos confían en programas como el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, sus siglas en inglés), incluyendo muchas poblaciones que tienen un mayor riesgo al COVID-19, como las personas de la tercera edad.

Esta semana se aprobó un proyecto de ley que permitiría el uso de los beneficios de SNAP para comprar comestibles en internet, codificando un programa piloto de 2019 del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Permitir que estos beneficiarios utilicen servicios de entrega de comestibles en línea es una alternativa segura en un momento en que se alienta a las personas a quedarse en casa.

“Estos proyectos de ley ayudarán a las familias y a algunas de nuestras comunidades más vulnerables a superar la tormenta económica que ha provocado la crisis de COVID, y nos permitirán implementar de manera segura y precisa el rastreo de contactos en nuestras comunidades”, dijo Heastie.

 

Prueba y rastreo COVID-19

 

Asimismo, la legislación aprobada por la Asamblea garantizará que todos los neoyorquinos, incluidos los que no tienen seguro, puedan recibir una prueba COVID-19. El proyecto de ley requerirá que que no se les cobre a los que no tienen seguro, y que los datos recopilados como resultado se mantengan confidenciales.

El rastreo de contactos es un aspecto muy importante de la reapertura del Estado de Nueva York y la economía. La legislación ayudará a fomentar la confianza entre los rastreadores de contacto y las comunidades a las que se comunican.

El proyecto de ley proporcionará la confidencialidad de la información de rastreo a partir de la identificación de aquellos que entran en contacto con una persona con diagnóstico confirmado o probable de COVID-19.

Otro proyecto de ley requeriría que los rastreadores de COVID-19 sean representativos de la diversidad cultural y lingüística de las comunidades en las que sirven en la mayor medida posible. Fomentar esta diversidad conducirá a más oportunidades de empleo y mejorará la eficiencia del programa de localización de contactos.

“Hemos visto que la pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto desproporcionado en las comunidades minoritarias, y es fundamental que los esfuerzos para rastrear el virus sean precisos dentro de estos grupos”, dijo la asambleísta Kimberly Jean-Pierre.

“Contratar rastreadores de contactos que reflejen los idiomas y las culturas con las que están trabajando ayudará a nuestro estado a tener más éxito en el seguimiento de COVID-19 en todas nuestras comunidades y en mantener a los neoyorquinos saludables”.

 

Ex jóvenes de crianza

 

Del mismo modo, la nueva legislación aprobada por la Asamblea proporcionará una forma alternativa para que los jóvenes adultos entre 18 y 21 años que estaban anteriormente en el sistema de cuidado de crianza temporal vuelvan a ingresar al sistema sin presentar una moción ante el tribunal de familia durante un estado de emergencia.

Según la ley actual, estos jóvenes adultos pueden regresar a hogares de guarda bajo la aprobación del tribunal de familia si no tienen otra alternativa o si participan en un programa vocacional o educativo.

Este proyecto de ley autorizaría a los ex jóvenes de crianza temporal a solicitar al comisionado del distrito local de servicios sociales que los regrese a los hogares de crianza temporal durante la crisis de COVID-19, donde los tribunales pueden estar severamente restringidos.

También se aprobó esta semana una legislación que requerirá que los empleadores notifiquen a los empleados si entran en contacto con otro compañero de trabajo que ha sido diagnosticado con COVID-19. Se le prohibirá al empleador que divulgue el nombre del empleado diagnosticado.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>