Latinos profesionales son más propensos a denunciar discriminación

Una protesta contra el racismo en marzo de 2016, en Nueva York.

Una nueva encuesta a gran escala sobre la discriminación en EE. UU. ha descubierto que más de las tres cuartas partes de los latinos creen que existe discriminación contra los latinos en los Estados Unidos. Y alrededor de un tercio dicen que han experimentado directamente alguna discriminación en el mercado laboral o al comprar una casa.

Pero la encuesta “Discriminación en Estados Unidos” descubrió que los latinos con más educación, especialmente aquellos con al menos una licenciatura, también informaron haber experimentado mucha más discriminación que aquellos cuya educación formal terminó en la escuela secundaria.

Un poco más de la mitad de los latinos con educación universitaria informaron haber experimentado insultos racistas, por ejemplo, en comparación con el 29 por ciento del grupo con menor educación. (La encuesta se realizó para la National Public Radio, la Robert Wood Johnson Foundation y la Harvard T.H. Chan School of Public Health).

De hecho, aquellos con un título universitario tenían más del doble de probabilidades de reportar discriminación en cinco categorías diferentes: insultos; comentarios insensibles u ofensivos o suposiciones negativas; personas que temen a ellos; amenazas o acoso no sexual; y acoso sexual.

La encuesta también encontró diferencias entre los latinos al experimentar estímulos para postularse e ir a la universidad. Más de la mitad de los latinos encuestados informaron que la universidad nunca se discutió mientras crecían, y el 5 por ciento se desanimó activamente de asistir a la universidad. La mayoría del resto, el 42 por ciento, dijo que se los alentó a seguir estudios superiores.

Estos hallazgos arrojan una nueva luz sobre las preocupaciones de larga data sobre las oportunidades educativas para los latinos que viven en los Estados Unidos, que ahora representan una cuarta parte del cuerpo estudiantil del país. Los datos históricos indicaron que los estudiantes latinos se han quedado rezagados en la escuela pero que han estado ganando rápidamente, por ejemplo, mejorando las tasas de graduación.

La encuesta también encontró que uno de cada cinco latinos dijo que ellos, o un pariente, han sido tratados injustamente por los tribunales o han sido detenidos o tratados injustamente por la policía. Además, los latinos no inmigrantes tienen casi el doble de probabilidades que los latinos inmigrantes de informar que ellos, o un familiar, han sido detenidos o tratados injustamente por la policía debido a su origen étnico.

La encuesta, realizada a principios de 2017, preguntó a hombres y mujeres; negros, latinos, asiáticoamericanos, nativos americanos, blancos y adultos LGBTQ con docenas de preguntas sobre todas las áreas de la vida cotidiana, y midieron sus experiencias personales en varias categorías, incluida la educación. La encuesta concluyó que la discriminación “impregna la vida cotidiana”, desde las interacciones policiales y el empleo hasta la atención médica, lo que resulta en un impacto negativo en la salud.

Más de Alrededor de Nueva York

>