Las ‘parrandas navideñas’ boricuas en Long Island

Las 'parrandas navideñas' boricuas en Long Island
Por todo Long Island se escucha cada Navidad el sonido del cuatro, las maracas y el güiro como parte de una tradición puertorriqueña que sigue viva en la diáspora.

En una hermosa casa en Hempstead, Long Island, justo al lado del árbol de Navidad, se ubican un par de maracas vestidas elegantemente con la bandera de Puerto Rico. Ambas hacen parte de una antigua tradición que la familia Figueroa mantiene viva, pese a la distancia física que los separa de su amado Puerto Rico.

Estas maracas cada año se juntan con las manos de su dueño, Luis Figueroa, un Nuyorican que año tras año enciende la Navidad con el sonido que emana de estos instrumentos. Sonidos que transportan a esta familia de Long Island a Caguas. De la nieve a la playa.

“Nada se compara con nuestra tradición puertorriqueña de Parrandas Navideñas. Es la versión boricua de los ‘Caroling’ y una forma en que continuamos celebrando la Navidad, como se celebraba en el «viejo» Puerto Rico”, indicó Figueroa.

Él se refiere a la famosa “Parranda o Asalto Navideño”, una práctica muy popular en Puerto Rico, que el estudioso de la música y cultura del Caribe, Enrique Romero, define como la celebración de un grupo de amigos o familiares que se lanzan a la calle equipados con los instrumentos musicales típicos de la Navidad en la isla.

 

Las 'parrandas navideñas' boricuas en Long Island
Las «parrandas navideñas» boricuas en Long Island, Nueva York.

 

Romero explica que los participantes usualmente llevan cuatro, una guitarra típica del país, maracas y güiro, un instrumento musical de percusión heredado de los taínos.

“Y se sueltan a cantar y a bailar por las casas de los vecinos, con versos alusivos a que les abran la puerta, les den de beber y de comer”, apunta Romero.

Van cantando un verso que suena así, “Ábreme la puerta, ábreme la puerta, que estoy en la calle, y dirá la gente, que esto es un desaire”. Romero explica que, “El dueño de la casa asaltada abre la puerta e invita a los parranderos a entrar y luego se une al grupo para seguir asaltando otras casas”.

La tradición es fuerte en la isla desde la época colonial y se remonta a las costumbres católicas traídas de España. Historiadores aseguran que su origen nació como parte de una procesión que visitaba las distintas casas emulando a San José y la Virgen María pidiendo posada en Belén.

Según la tradición, así se abrían los hogares a la comunidad en celebración de la hospitalidad hacia el Niño Jesús que estaba por nacer. Paulatinamente se fueron agregando los villancicos y aguinaldos, además el intercambio social fue generando una de las tradiciones boricuas de más trascendencia cultural y de mayor alegría familiar en la isla.

 

Las 'parrandas navideñas' boricuas en Long Island
Las «parrandas navideñas» boricuas en Long Island, Nueva York.

 

Parrandas en la Diáspora

 

Esa tradición no se quedó allá. Llegó a Nueva York con fuerza y sigue más viva que nunca. Vive en cada hogar boricua del área triestatal, pero también en el de vecindarios latinos enteros que se unen a esta celebración cada año.

Tan solo en los condados Nassau y Suffolk, el grupo Latina Moms Connect y la Coalición Puertorriqueña se vienen uniendo desde hace cinco años para celebrar su ‘Parranda Navideña with a twist’, un evento anual en el que se comparte comida, chocolate caliente, café y coquito, la bebida oficial de la Navidad puertorriqueña.

“Nuestra Parranda se hace diferente porque hay restricciones de horarios y cosas así pero la organizamos viajando siempre por varias comunidades de Nassau y Suffolk, haciendo tres paradas en las casas anfitrionas que nos reciben con bocadillos y bebidas”, cuenta Dorothy Santana, directora de Latino Moms Connect.

En ese grupo siempre va Candido Crespo, presidente de la Coalición Puertorriqueña del condado Suffolk, quien se encarga de ponerle sabor y sonido a la jornada, compartiendo con los asistentes las canciones que serán piezas principales del recorrido.

De paso el evento reúne miles de dólares en ayudas para jóvenes a través de una recaudación de tarjetas de regalo para adolescentes que la necesiten. La quinta edición se realizó el sábado 17 de diciembre.

Si quiere conectarse con ellos puede hacerlo a través de redes sociales en Facebook como Latina Moms Connect.

 

Las 'parrandas navideñas' boricuas en Long Island
Las «parrandas navideñas» boricuas en Long Island, Nueva York.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York