Las apuestas deportivas en línea debutan en el estado de Nueva York

Las apuestas deportivas en línea debutan en el estado de Nueva York
La gente hace sus apuestas en la casa de apuestas FanDuel durante el Super Bowl. (Foto: LongIslandPress / REUTERS)

Las apuestas deportivas en línea legalizadas hicieron su mayor conquista hasta el momento cuando en el estado de Nueva York se puso en marcha el sábado, justo a tiempo para la última semana de la temporada regular de la NFL.

La Comisión de Juegos de Nueva York aprobó que las casas de apuestas en línea DraftKings, Caesars, FanDuel y Rush Street Interactive comiencen a aceptar apuestas. El movimiento también llega justo a tiempo para para los próximos playoffs de la NFL y el Super Bowl.

«El anuncio por parte de la Comisión de Juegos del Estado de Nueva York de que se aprobó el inicio de operaciones de 4 de las 9 operaciones de apuestas deportivas móviles autorizadas … es una gran noticia para Nueva York en términos de ingresos, nuevos fondos para la educación, programas de adicción y deportes juveniles, como así como nuevos empleos», dijo el senador estatal Joseph Addabbo (D-Queens), presidente del Comité Senatorial de Carreras, Juegos y Apuestas.

«Espero que los otros 5 operadores cumplan con los requisitos legales y reglamentarios necesarios para el lanzamiento en un futuro cercano».

Bally’s, BetMGM, Genting’s Resorts World, PointsBet y Wynn Resorts también han solicitado aprobación.

Así Nueva York se convierte en el estado más grande en aprobar las apuestas deportivas en línea y uno de los 18 estados donde es legal realizar apuestas deportivas de forma remota a través de casas de apuestas deportivas en línea.

Los tres estados más poblados del país, California, Florida y Texas, aún no han aprobado las apuestas en línea. Nueva York permitió anteriormente las apuestas deportivas en el sitio en los casinos en 2019.

 

 

Alinearse con un casino

 

Como parte de las estipulaciones para aprobar las apuestas deportivas en línea, los cuatro corredores de apuestas aprobados deben alinearse con un casino físico y pagar una tarifa de hospedaje anual de $5 millones. También habrá un impuesto del 51% sobre las cuatro casas de apuestas para cada uno de los próximos 10 años.

PlayNY.com proyecta que, a pesar de su estructura única entre los mercados legales de Estados Unidos con una tasa impositiva nacional alta, Nueva York se convertirá en uno de los mercados más grandes del país.

«Nueva York será un caso de prueba fascinante de cuánto pueden gravar los estados las apuestas deportivas sin dañar el futuro de la industria», dijo el analista líder de la red PlayUSA.com, Dustin Gouker.

«Lanzar con 4 de las marcas de apuestas deportivas más conocidas en EE.UU. muestra que los operadores no han sido disuadidos hasta ahora. Y no hay duda de que los neoyorquinos responderán en gran número, siempre que los operadores puedan ofrecer productos competitivos que desensibilicen lo suficiente el cruce de las fronteras estatales para hacer una apuesta».

– Esta historia apareció primero en LongIslandPress.com

(Con información de Field Level Media con Bill Parry)

 

 

Más de Alrededor de Nueva York