La máscara de tela, ¿es suficiente para proteger contra la variante delta?

La máscara de tela, ¿es suficiente para proteger contra la variante delta?
La máscara de tela, ¿es suficiente para proteger contra la variante delta?.

Por: Amanda Michelle Gómez

En los últimos meses, algunas compañías aéreas europeas han prohibido el uso de máscaras de tela para controlar la propagación del coronavirus durante los vuelos, en favor de las quirúrgicas y las N95.

Se trata de un nuevo debate sobre la eficacia del popular cubrebocas de tela, cuyo uso se extendió desde los primeros días de la pandemia, cuando se emitieron las primeras recomendaciones. De hecho, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) las siguen incluyendo en su “guía para el uso de máscaras”.

Los tapabocas máscaras siguen siendo una pieza fundamental en la lucha contra la pandemia, porque las personas se infectan principalmente con el SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, al inhalar pequeñas partículas de aerosol que permanecen en el ambiente y las gotas respiratorias que se producen al toser y estornudar.

Pero la ciencia está cambiando. La variante delta, que actualmente es la principal en los Estados Unidos, es mucho más contagiosa que el coronavirus original, lo que significa que la carga de virus en el aire es mayor. En consecuencia, algunos expertos han revisado sus recomendaciones.

«Por la variante delta, probablemente haya que actualizar también las máscaras», dijo el doctor Ashish Jha, experto en COVID-19 y decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Brown, en FOX News Sunday a principios de este mes.

 

 

¿Qué tipo usar?

 

Hay confusión. Las orientaciones sobre las máscaras han ido cambiando, y las nuevas investigaciones han modificado el pensamiento convencional.

Primero se dijo que la máscara no era necesaria. Poco después, esta recomendación cambió, pero se aconsejó no comprar las quirúrgicas que utilizan los profesionales de salud por la gran escasez de este tipo de equipos de protección.

En su lugar, se recomendó a los estadounidenses que compraran máscaras de tela o que hicieran sus propias versiones. Ahora, la escasez no parece ser un problema tan grande, pero los CDC siguen desaconsejando comprar máscaras N95.

Aunque cree que el gobierno y los funcionarios de salud pública deberían hacer hincapié en el uso de máscaras quirúrgicas, doctor Peter Chin-Hong, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco, dijo que las máscaras de tela pueden ofrecer suficiente protección en determinadas circunstancias.

Por ejemplo, una persona totalmente vacunada, probablemente obtendría una protección adecuada llevando un cubrebocas de tela durante breves períodos de tiempo cuando un espacio interior no esté lleno.

Mucho depende del contexto, por lo que el doctor propuso estas preguntas para ayudarnos a tomar decisiones: Si vas a entrar en un espacio cerrado, ¿habrá mucha gente en el edificio? ¿Cuánto tiempo vas a estar dentro? ¿Todo el mundo tendrá puesta una máscara? ¿Están, o estás, totalmente vacunados? ¿Eres inmunodeprimido?

No sólo es importante la superposición de capas para mejorar la filtración, sino también el ajuste. Una técnica recomendada por los CDC para mejorar el ajuste de una máscara de tela o quirúrgica consiste en anudar las correas y plegar los laterales.

Por lo general, está bien ajustada si se siente que el aire caliente entra por la parte delantera de la mascarilla al inhalar y exhalar.

– Con información de KHN vía EFE News

 

 

Más de Alrededor de Nueva York