La glándula tiroides y el tratamiento del hipotiroidismo en Delmont Medical Care

 

Patrocinado

Por: Dr. Franco Vallejo, MD.
Endocrinólogo en Delmont Medical Care

 

La glándula tiroides tiene forma de mariposa y normalmente se localiza en la parte de adelante del cuello. Su trabajo es producir las hormonas tiroideas y volcarlas al torrente sanguíneo para que sean utilizadas por todos los tejidos del cuerpo.

Las hormonas tiroideas ayudan al cuerpo a utilizar energía, mantener la temperatura corporal y a que el cerebro, el corazón, los músculos y otros órganos funcionen normalmente.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo significa que la glándula tiroides no es capaz de producir suficiente hormona tiroidea para mantener el cuerpo funcionando de manera normal.

Las personas que lo padecen sienten más frío, se fatigan más fácilmente, notan que su piel se reseca, que tienen tendencia a olvidarse de las cosas, a sentirse deprimidos y también pueden comenzar a padecer de estreñimiento.

Endocrinología nueva especialidad en Delmont Medical Care
Dr. Franco Vallejo, MD., endocrinólogo en Delmont Medical Care.

El hipotiroidismo no se manifiesta con los mismos síntomas en todas las personas. Además, los síntomas descritos también pueden presentarse en personas con otras enfermedades, es decir, no son ni exclusivos ni específicos de esta condición médica.

Existen muchas razones diferentes por las cuales las células de la glándula tiroides no pueden producir suficiente hormona tiroidea.

Entre las más frecuentes están: la enfermedad autoinmune como es la Tiroiditis de Hashimoto, la eliminación quirúrgica de la tiroides y el tratamiento radiactivo.

Hay dos pruebas de sangre que se utilizan en el diagnóstico de las enfermedades de la tiroides: la TSH y la T4. Una TSH alta y una T4 baja significa hipotiroidismo.

Esta enfermedad no se puede curar, pero en casi todos los pacientes se puede controlar por completo.

La administración de T4 (tiroxina), o lo que se conoce como “terapia de reemplazo”, puede restaurar los niveles de hormona tiroidea en su organismo y las funciones de su cuerpo.

El único peligro de la tiroxina ocurre cuando se toma demasiada o muy poca: si toma muy poca, el hipotiroidismo persistirá, y si toma demasiada, desarrollará síntomas de hipertiroidismo.

Usted necesitará medirse la TSH aproximadamente 6 a 10 semanas después de cada cambio de la dosis de tiroxina. Puede necesitar pruebas con más frecuencia si está embarazada o si está tomando una medicina que interfiera con la capacidad de su cuerpo para utilizar la tiroxina. La meta del tratamiento es alcanzar y mantener el nivel de la TSH en el rango normal.

En Delmont Medical Care usted puede controlar sus problemas de tiroides con nuestro endocrinólogo: Dr. Franco Vallejo. Comuníquese y pida su cita a través del teléfono (516) 377-8014.

También puede visitar la página web: www.delmontmedicalcare.com .

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>