La ciudad contratará 2,000 maestros adicionales para ayudar en el aprendizaje hibrido

Foto vía Getty Images

Horas después de que el alcalde Bill de Blasio anunciara sus planes de contratar a 2.000 maestros adicionales para cumplir con las demandas del aprendizaje mixto, el director del sindicato de directores (CSA –por sus siglas en inglés) de la ciudad, calificó la promesa como «lamentablemente insuficiente» y pidió que se sumaran 10.000 maestros para hacer posible el modelo híbrido del año escolar.

“Desde que el DOE anunció por primera vez el acuerdo irresponsable que hicieron con respecto a la dotación de personal docente, CSA ha hecho sonar la alarma de que nuestra ciudad debe lidiar con la crisis de personal que han creado”, dijo Cannizzaro en un comunicado. «Los directores no tienen suficiente dinero en sus presupuestos escolares para contratar a quienes necesitan, y la ciudad enfrenta una crisis fiscal».

El Departamento de Educación (DOE) sufrió un golpe financiero aún más duro durante las negociaciones del presupuesto de la ciudad de este año, después de que se recortaran $707 millones del presupuesto del departamento. Como resultado, los superintendentes han tenido que decirles a demasiados directores que sus necesidades de personal para el próximo año escolar no se pueden satisfacer, según Cannizzaro.

“Ahora queda una semana antes de que los estudiantes regresen a las escuelas, y la ciudad y el DOE claramente no tienen un plan integral para dotar de personal completo a nuestras escuelas”, agregó.

La ciudad planea contratar 2,000 maestros adicionales para brindar apoyo adicional en las aulas de las escuelas que enfrentan escasez de personal debido al aprendizaje combinado, anunció el lunes el alcalde Bill de Blasio.

 

Temor de padres y maestros

Uno de los muchos temores que los padres y maestros de la ciudad de Nueva York tienen sobre el aprendizaje mixto de este año, donde los estudiantes tomarán clases tanto en la escuela como en línea, es cómo se espera que los maestros instruyan a los estudiantes en persona y a distancia simultáneamente.

El Departamento de Educación se comprometió durante el verano a contratar maestros suplentes adicionales y certificar a nuevos maestros para abordar el dilema. La nueva cohorte de educadores será una combinación de empleados del Departamento de Educación que actualmente trabajan en «otros roles» y maestros suplentes que anteriormente trabajaban en los centros regionales de enriquecimiento de la ciudad que cerraron el 11 de septiembre.

Se abrieron centros regionales de enriquecimiento en unas 170 escuelas de la ciudad para brindar cuidado infantil a los trabajadores esenciales durante la pandemia. Aproximadamente 2,500 empleados del DOE trabajaron en los centros que atendieron a unos 14,000 estudiantes.

El anuncio llega una semana antes de que los estudiantes regresen a las clases presenciales el 21 de septiembre. Después de semanas de presión por parte de padres, maestros y directores para retrasar el inicio de las clases presenciales y la amenaza de una acción laboral del poderoso sindicato de maestros de la ciudad, la Federación Unida de Maestros, de Blasio cedió a las demandas. Inicialmente, el año escolar estaba programado para comenzar el 10 de septiembre.

 

Casos positivos de COVID-19

Pero el retraso no afectó a los maestros y directores, quienes regresaron a los edificios el 8 de septiembre para planificar el año escolar. En los pocos días transcurridos desde su regreso, los maestros informaron haber regresado a condiciones antihigiénicas y varios casos positivos de COVID-19.

El lunes, de Blasio dijo a los periodistas que 55 miembros de los 17,000 que recibieron las pruebas de COVID-19 dieron positivo por el virus desde que los edificios reabrieron. Los padres y maestros entraron en pánico la semana pasada cuando dos miembros del personal del DOE informaron que dieron positivo por el virus un día después de que los edificios escolares reabrieran para los educadores. El comité de Justicia dentro de la UFT, también conocido como MORE UFT, alegó que más maestros estaban dando positivo por el virus, mientras que el presidente de la UFT, Michael Mulgrew, afirmó que 16 miembros del sindicato habían dado positivo.

El 11 de septiembre, la escuela PS 811X, una escuela del distrito 75 en El Bronx, se convirtió en la primera escuela que cerró debido a que dos miembros del personal dieron positivo por el virus en siete días. Los funcionarios también confirmaron que 19 miembros del personal de la escuela dieron positivo durante la primera semana de reapertura de los edificios.

«Tenemos que recordar que fue un porcentaje muy pequeño de personas que dieron positivo por el coronavirus», dijo de Blasio a los periodistas. «Es una realidad muy temporal».

Los funcionarios del DOE anunciaron una nueva línea directa para directores de escuelas llamada “The Situation Room” para informar casos positivos de COVID-19 entre el personal y los estudiantes. Los directores pueden llamar a la “Sala de situaciones” de lunes a viernes de 5:30 am a 9:30 pm, y los domingos de 11:00 am a 9:30 pm.

“Es profundamente preocupante que este apoyo no estuviera en su lugar cuando miles y miles de educadores se presentaron en sus edificios para comenzar el año escolar”, dijo Cannizzaro.

 

Notas relacionadas: Menos de un tercio de las plazas de cuidado infantil gratuitos prometidos por la ciudad estarán disponibles al comienzo del año escolar

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>