‘Justicia para Kade’: Familias y alcalde Adams piden la ayuda del público para encontrar a los asesinos de un niño de Brooklyn de 12 años

Kade
El alcalde Eric Adams habla con los periodistas en East Flatbush el 4 de abril junto con las dos madres de las víctimas de la violencia armada, incluido el niño de 12 años Kade Lewin. Foto de Caroline Ourso

La familia del niño de 12 años Kade Lewin, quien fue asesinado a tiros en una lluvia de disparos en Brooklyn la semana pasada, suplicó al público que ayude a la policía a encontrar a los perpetradores.

La madre de la víctima, Suzette, habló entre lágrimas mientras le pedía a cualquiera que tuviera información sobre el asesinato de su hijo que se presentara.

“Por favor, acérquese. Por favor, por favor, que alguien diga algo. Pido justicia para Kade, por favor”, dijo Lewin a los periodistas durante una conferencia de prensa con el alcalde Eric Adams y funcionarios el 4 de abril.

El joven Kade estaba cenando en un automóvil con su tía Jenna Ellis, de 20 años, y una niña de 8 años en E. 56th Street y Linden Boulevard en East Flatbush el 31 de marzo, cuando personas en dos sedanes de color oscuro intercambiaron disparos, dijo la policía.

Kade recibió un disparo en la cabeza y murió, y Ellis recibió seis balas y fue trasladada de urgencia al Kings County Hospital, mientras que la niña resultó ilesa.

Ellis se sometió a una cirugía, pero se espera que se recupere.

Los delincuentes siguen prófugos, y los funcionarios de la ciudad y la policía hicieron un llamado a los neoyorquinos para ayudar a localizarlos.

Kade
Suzette Lewin (izquierda), la madre de Kade, de 12 años, que fue asesinado a tiros en East Flatbush; y Jennifer Jones Ellis, cuya hija Jenna, de 20 años, resultó herida en el ataque, pidieron ayuda para encontrar a los tiradores durante una conferencia de prensa con el alcalde Eric Adams el lunes 4 de abril. Foto de Caroline Ourso

La madre de Ellis también le pidió a su comunidad en el vecindario central de Brooklyn, que ayude a encontrar a los asesinos y que trabajen para detener la violencia armada.

“Esto debe detenerse. Podría ser la familia de cualquiera”, dijo Jennifer Jones Ellis. “No sabía que iba a ser mi familia, nadie sabe quién será el próximo”.

“Vean lo que vean, llamen a la policía, digan algo, porque no es el final. Simplemente no sabemos quién es el siguiente”, agregó. “Simplemente no queremos que sea un próximo Kade”.

El alcalde Adams hizo eco de los sentimientos, mientras sostenía un par de zapatos de Kade.

“¿De quién es el hijo que sigue? Estos podrían haber sido los tenis de Jordan, mi hijo”, dijo el alcalde. “Jenna todavía está en el hospital con seis balas, seis balas, en esa niña”.

El alcalde pidió que cualquier contribución para ayudar a la familia vaya a la funeraria Lisa S. Dozier.

La comisionada de policía, Keechant Sewell, dijo que el público puede ayudar llamando a la línea directa de la policía con cualquier información sobre los tiradores.

“Su policía de Nueva York está haciendo todo lo que puede y sabe cómo hacerlo bien para disuadir, prevenir y detener a los responsables, pero necesitamos su ayuda”, dijo la jefa de policía.

Cualquier persona con información sobre este tiroteo puede llamar a Crime Stoppers al 800-577-TIPS (para español, marcar 888-57-PISTA). También puede enviar sugerencias en línea en crimetoppers.nypdonline.org o en Twitter @NYPDTips. Todas las llamadas y mensajes se mantienen confidenciales.

Las contribuciones para ayudar a las familias deben ir a www.lisadozierfuneralservice.com.

 

Muere otra víctima de fuego cruzado en El Bronx

Una mujer de 61 años murió cuando quedó atrapada en el fuego cruzado de un tiroteo en El Bronx el lunes por la noche.

El tiroteo ocurrió alrededor de las 7:07 de la noche justo cuando Juana Esperanza Soriano De-Perdomo, de 61 años, de East 145th Street, caminaba frente a una tienda de delicatessen ubicada en 164 East 188th St., cerca de Crescent Avenue, en Belmont cuando dos grupos de hombres armados en disputa comenzaron a descargar una lluvia de balas.

Soriano De-Perdomo recibió un tiro en la espalda y fue llevada rápidamente al Hospital Saint Barnabas, donde lamentablemente sucumbió a sus heridas.

El tiroteo ocurrió horas después de que Sewell y el alcalde Eric Adams visitaron a la familia de Kade Lewin, un niño de 12 años que fue asesinado a tiros la semana pasada en Brooklyn, e hizo un pedido de ayuda para resolver ese caso mientras denunciaba el continuo aumento de tiroteos en los cinco distritos.

 

Notas relacionadas: Doce policías del Bronx son acusados de mala conducta durante protestas de Black Lives Matter

Más de Alrededor de Nueva York