IRS por realizar aproximadamente 60 millones de pagos mediante depósito directo

La congresista Grace Meng anunció el lunes que el Servicio de Impuestos Internos (IRS) muy pronto estará distribuyendo los cheques de alivio económico por el coronavirus disponibles bajo la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica de Coronavirus (CARES).

El paquete de ayuda, que fue aprobado recientemente por el Congreso y promulgado por el presidente Trump, proporcionará pagos de hasta $ 1,200 por adulto y $ 500 por niño para ayudar a muchos contribuyentes con la carga financiera que están experimentando debido a la pandemia del COVID- 19.

«Las personas en todo el país están sufriendo, y esta asistencia financiera proporcionará un alivio importante a corto plazo para las familias y los trabajadores», dijo Meng. «Monitorearé estos plazos para asegurarme de que los constituyentes reciban sus pagos».

Según el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara, se espera que el IRS realice aproximadamente 60 millones de pagos a los estadounidenses mediante depósito directo a mediados de abril (probablemente la semana del 13 de abril). El IRS tiene la información para el depósito directo de estas personas gracias a sus declaraciones de impuestos de 2018 o 2019. Esto incluirá a los beneficiarios del Seguro Social que presentaron declaraciones de impuestos federales que incluyeron información de depósito directo.

Poco después (posiblemente dentro de 10 días) una vez que se realice la primera ronda de pagos a mediados de abril, el IRS planea realizar una segunda ronda de pagos. Estos pagos se realizarán a los beneficiarios del seguro social que no presentaron declaración de impuestos en 2018 o 2019 y reciben sus beneficios de seguro social mediante depósito directo.

Aproximadamente tres semanas después de la primera ronda de pagos (la semana del 4 de mayo), se espera que el IRS comience a emitir cheques en papel a las demás personas.

El 3 de abril, Meng ayudó a introducir una nueva legislación, la Ley ‘Leave No Taxpayer Behind (No Dejen a Ningún Contribuyente Atrás)’, que permitiría que los inmigrantes que usan un Número de Identificación Fiscal (ITIN) reciban estos fondos también. Actualmente, la Ley CARES solo permite que el dinero se envíe a quienes presentan sus impuestos con un número de seguro social, negando a millones de inmigrantes la elegibilidad para recibir estos pagos críticos.

“Al igual que millones de ciudadanos estadounidenses, los trabajadores inmigrantes y las familias de estatus mixto están atravesando tiempos difíciles debido a la pandemia de COVID-19. Ellos también tienen facturas que pagar y seres queridos que mantener. Además, muchos inmigrantes afortunados de seguir con trabajo se encuentran entre los empleados esenciales que arriesgan su salud y seguridad al trabajar durante este brote”, dijo Meng. «Debemos corregir este error inmediatamente y ayudar a nuestras comunidades inmigrantes que trabajan arduamente a recibir esta asistencia necesaria».

 

Notas relacionadas: ‘Comida sí. Renta no’ … El Coronavirus desata ‘huelga de alquileres’ en EEUU 

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>