Instan a la Diócesis de Rockville Centre a revelar nombres de clérigos acusados de abuso sexual

Instan a la Diócesis de Rockville Centre a revelar nombres de clérigos acusados de abuso sexual
Los defensores de las víctimas realizaron una conferencia de prensa el 3 de junio de 2019. (Foto: Long Island Press)

 

Por: Julia Moro

Longislandpress.com

 

Los defensores de las víctimas instan a la Diócesis de Rockville Centre a divulgar los nombres de miembros del clero que presuntamente cometieron abuso sexual contra niños.

El bufete de abogados Jeff Anderson & Associates, con sede en Manhattan, recopiló los nombres de 65 autores acusados ​​públicamente, sus historias y fotografías, pero imploró a la diócesis que divulgara los otros datos que tienen sobre los sacerdotes acusados ​​de abuso sexual.

«Lo diré ahora mismo», dijo Anderson a los reporteros durante una conferencia de prensa. «Esta es una diócesis sucia».

La llamada se produce después de que funcionarios eclesiásticos de todo el país publicaron datos similares luego de un informe del gran jurado de Pensilvania el año pasado en el que se detallaron acusaciones de abuso sexual contra más de 300 sacerdotes.

La Diócesis de Rockville Centre, que tiene más de 1 millón de católicos bautizados en Long Island, es la única diócesis en el estado de Nueva York que no publica esa lista.

La lista del bufete de abogados fue parcialmente compilada desde un informe de investigación del gran jurado del condado de Suffolk, correspondiente al 2003, en la que la Diócesis de Rockville Centre concluyó que los sacerdotes dentro de la diócesis estaban realizando actos sexuales criminales y que la diócesis era «incapaz de manejar adecuadamente los problemas relacionados con el abuso sexual de niños».

La abogada Stacey Benson dijo que de los 65 perpetradores, la firma no pudo localizar a 30.

«No sabemos si están en las comunidades cercanas a usted, en sus escuelas, en sus iglesias o en alguna organización de servicio juvenil», dijo Benson.

«Sin saber dónde están estos depredadores, para nosotros eso es un imperativo de seguridad pública y la diócesis debe proporcionar esa información».

 

 

La diócesis emitió una declaración que indica que es «prematuro» dar a conocer los nombres «mientras se realizan las investigaciones sobre las denuncias» como parte del Programa de Revisión de Compensación Independiente de la diócesis en el que se ofrece arreglos a las víctimas.

Steve Werner, un sobreviviente de abuso sexual infantil que asistió a la conferencia de prensa, alegó que fue abusado por el Reverendo Peter Charland, que se sabía que estaba en St. James antes de su muerte en 2004.

Charland fue acusado de abusar sexualmente de al menos ocho niños a principios de la década de 1970 y más tarde se convirtió en un terapeuta privado que se enfocaba en niños con discapacidades de aprendizaje.

«Estoy aquí en un esfuerzo continuo por exponer la verdad, al menos en lo que a mí respecta», dijo Werner. «Espero que mi presencia hoy permita a [otros] encontrar la fuerza para manifestarse y exponer lo que ocurrió durante sus años de infancia».

La CIPR había hecho una oferta a Werner para compensar su abuso, pero él no lo aceptó. «La transparencia es más importante para mí que una oferta monetaria rápida», dijo.

Otra sobreviviente, Bridie Farrell, la fundadora de NY Loves Kids, una organización dedicada a hablar en contra del abuso sexual infantil, también apoyó los esfuerzos para divulgar los nombres.

Farrell fue abusada en 1997, y su agresor fue nombrado en 1990. «Nosotros aquí arriba no somos católicos», dijo Farrell, «estamos contra el crimen».

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>