Inmigrantes salvadoreños reparten comida gratis a miles de afectados por el Coronavirus

Inmigrantes salvadoreños reparten comida gratis a miles de afectados por el Coronavirus
Inmigrantes salvadoreños reparten comida gratis a miles de afectados por el Coronavirus.

Los días más oscuros del coronavirus en Long Island, cuando padecíamos miles de contagios y muertes por todos lados, no fueron impedimento para que inmigrantes salvadoreños se unan en solidaridad justo cuando más se necesitaba y lleven ayuda directa a las casas de los afectados por la pandemia.

Apenas estalló el COVID-19 el pasado mes de marzo, Pako Vanegas, originario del departamento de La Unión, lideró a un grupo de compatriotas salvadoreños de buen corazón quienes se dedicaron a repartir comida gratuita a personas que estaban confinadas en sus hogares en los condados de Nassau y Suffolk, sin poder salir para obtener alimentos con qué subsistir.

Esta noble acción realizada mañana, tarde y noche, sirvió para salvar muchas vidas en nuestra comunidad.

«Al principio empezamos a gestionar con fondos propios para comprar comida y proporcionar un número telefónico para que nos llame la gente impactada directamente por el virus», comenta Vanegas, director de la emisora online Radio Xtrema New York, quien comenzó la tarea de repartición de alimentos desde su base en Westbury, junto a sus amigos Víctor Pacheco, Patricia Morelos e Ingrid Gómez.

Cuando el hambre apretaba y parecía que no había esperanzas para mucha gente, este grupo de cuscatlecos salió al rescate canalizando donaciones recibidas para poder comprar comida, empaquetarlas y entregarlas en la misma puerta de quienes sufrían la emergencia sanitaria.

Esta iniciativa fue creciendo semana a semana, mientras el coronavirus dejaba sin trabajo y sin alimentos a familias en Long Island.

Se llegó a recibir hasta 100 y 150 llamadas diarias de personas que requerían apoyo urgente. Entonces el grupo se organizaba, manejaba millas y entregaba a los más necesitados las bolsas con libras de arroz, frijoles, pastas, leche, jugos, cereales, y en algunos casos productos para bebés y hasta medicinas, todo sin ningún costo.

 

Inmigrantes salvadoreños reparten comida gratis a miles de afectados por el Coronavirus
Pako Vanegas junto a amigos salvadoreños repartieron alimentos gratuitos durante los días más duros de la pandemia.

 

«En el proceso nos encontramos con otro grupo que también hacía lo mismo y nos unimos para hacer más grande este proyecto. Siempre pensamos que la unión hace la fuerza, nos juntamos con compañeros de Radio Villano, liderados por Luis Mendez, en su base de Garden City, para ayudar a más gente de la comunidad», indica Vanegas resaltando que fueron de 30 a 40 voluntarios trabajando largas jornadas y saliendo a la calle a repartir las bolsas de víveres aún con el riesgo de infectarse con el COVID-19.

«En estas circuntancias siempre hay miedo al virus, incluso dos compañeros resultaron contagiados y luego pudieron recuperarse. Ellos desde sus casas, mientras hacían cuarentena, siguieron ayudando contestando las llamadas telefónicas», señala.

«Teníamos protocolos de seguridad, había 3 grupos para comprar, empacar y distribuir la comida, todos usamos mascarillas, guantes y desinfectamos el área de trabajo tres veces al día».

 

Inmigrantes salvadoreños reparten comida gratis a miles de afectados por el Coronavirus
Inmigrantes salvadoreños reparten comida gratis a miles de afectados por el Coronavirus.

 

Héroes de la Pandemia

 

Pako Vanegas, quien vive en Estados Unidos desde el 2010, recalca que esta campaña espontánea de distribución de alimentos gratuitos fue posible gracias al aporte generoso de personas, empresarios y algunos políticos locales que donaban dinero o productos (especialmente granos).

La iniciativa solidaria la realizaron por 3 meses cuando el coronavirus golpeaba más en Nassau y Suffolk, logrando ayudar de 5 mil a 7 mil personas de distintas nacionalidades entre salvadoreños, colombianos, peruanos, anglosajones y afroamericanos.

 

Inmigrantes salvadoreños reparten comida gratis a miles de afectados por el Coronavirus
Inmigrantes salvadoreños reparten comida gratis a miles de afectados por el Coronavirus.

 

Si bien ayudar a la comunidad de Long Island llenaba de satisfacción al grupo salvadoreño, también vivieron momentos muy tristes cuando fallecieron personas que necesitaban urgente apoyo.

«Un día llevamos comida a un hombre de Hicksville que tenía el virus, en la tarde le ayudamos a conseguir una ambulancia para ir al hospital y en la noche nos enteramos que falleció», recuerda Vanegas, con un nudo en la garganta.

En otra ocasión, recibieron una llamada desde El Salvador para ayudar y llevar alimentos a un hombre que vivía solo en la zona de Far Rockaway (Queens) pero cuando llegaron al lugar el inmigrante centroamericano lamentablemente ya había muerto víctima del COVID-19.

Asimismo, hubo jornadas de mucho esfuerzo donde a pesar del cansancio brindar ayuda a los necesitados les colmaba de felicidad y esperanza.

«Una vez nos tocó madrugar (3 am), cuando llevamos leche para un bebé de 5 meses, de una familia que vive al final de la isla, por Westhampton», comenta el salvadoreño Vanegas.

«Agradezco a Dios por la bendición de estar con salud y poder tener la oportunidad de ayudar a la gente en el momento que más necesitan», enfatiza unos de nuestros héroes hispanos de la pandemia.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>