Inmigrantes indocumentados enfrentan dificultades para acceder a servicios funerarios durante pandemia

Dolientes asisten a un funeral en el Cementerio Green-Wood durante el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en el distrito de Brooklyn de Nueva York el 11 de abril de 2020. (REUTERS / Jeenah Moon)

Los inmigrantes indocumentados de Brooklyn están viendo tasas de mortalidad más altas por el coronavirus que la población general, y las organizaciones comunitarias están teniendo dificultades para navegar el proceso de entierros y cremaciones, lo que se ve agravado por la falta de apoyo del gobierno.

«En primera línea, sabemos que están muriendo a tasas más altas por COVID», dijo el concejal Carlos Menchaca. «Estamos luchando para garantizar que nuestro gobierno municipal local se haga cargo de ellos».

Citando la falta de servicios municipales disponibles, la oficina del concejal de Sunset Park ha estado apoyando a los inmigrantes indocumentados en toda la ciudad para hacer arreglos funerarios para sus seres queridos fallecidos, un proceso en el que, según él, muchas familias que no hablan inglés están siendo sujetas a especulación de precios.

«Estamos tratando de movernos lo más rápido posible para obtener tanta información como sea posible», dijo Menchaca. «Gastos funerarios y aumento de precios, estamos trabajando con la Fiscal General, Tish James, para llegar al fondo de eso».

Las familias indocumentadas también están dependiendo de instituciones comunitarias, como la Organización Mixteca en Greenwood Heights, para guiarlas a través del complicado proceso de duelo a medida que las barreras del idioma hacen que su situación sea cada vez más difícil.

«Recibimos muchas historias impresionantes todos los días», dijo Janet Pérez, directora de programa de la Organización Mixteca. «Incluso el proceso de reclamar a su ser querido, ni siquiera han podido hacerlo debido a la barrera del idioma».

Los representantes de la organización comunitaria han estado en contacto constante con los directores de funerarias para ayudar a las familias que no hablan inglés a hacer arreglos funerarios, y han estado utilizando esas experiencias para recopilar información más completa en un esfuerzo por ayudar a otras de las familias que sirven con el proceso de duelo.

«Estamos abogando por ellos de una manera en la que podamos estar en la llamada telefónica con ellos y ser persistentes y hacer un seguimiento con alguien de la funeraria», dijo Pérez. «Realmente tratamos de proporcionar un nivel adicional de abogacía porque a menudo se sienten intimidados».

Repatriación de cuerpos

La falta de información confiable disponible para los inmigrantes indocumentados aumenta sus temores sobre el entierro de sus seres queridos en medio de informes de fosas comunes y maltrato de cuerpos, indicó Menchaca.

«El miedo a perder cuerpos en este procesamiento masivo de muertes y la falta de información que las familias estaban recibiendo acerca de sus seres queridos simplemente asustaba a las personas», dijo Menchaca.

Además, muchas familias inmigrantes quieren regresar los cuerpos de sus seres queridos a sus países de origen, lo que la pandemia ha hecho extremadamente difícil y costoso, según el concejal, ya que muchos países latinoamericanos prohibieron la repatriación de cuerpos de los Estados Unidos en un intento por controlar la propagación del virus a través de las fronteras, lo que obliga a las familias a almacenar los cuerpos de sus seres queridos hasta que se levanten las restricciones.

«Todo se derrumbó, ningún país estaba tomando cuerpos de los Estados Unidos», dijo Menchaca. «Tienen que ser almacenados en algún lugar y eso cuesta dinero, hay un verdadero desastre allí».

El Departamento de Servicios Sociales de la ciudad recientemente puso a disposición, asistencia financiera de hasta $ 1,700 para todos los habitantes de la ciudad que presenten un certificado de defunción válido de un ser querido, independientemente de su estado migratorio, para ayudar a pagar los funerales, siempre que el costo total del funeral sea inferior a $ 3,400.

 

Notas relacionadas: Cuomo firmó proyecto de ley que otorga beneficios por fallecimiento a familias de trabajadores de primera línea

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>