Inmigrantes indocumentados de Brooklyn sin ayuda a pesar de estar más expuestos a COVID-19

Organización Mixteca en Greenwood Heights. (Foto de Jessica Parks)

Los inmigrantes indocumentados de Brooklyn enfrentan altas tasas de exposición al nuevo coronavirus y pocas opciones de ayuda financiera a medida que sus condiciones se vuelven más sombrías en medio de la pandemia en curso, según los defensores.

«Esta es una población muy vulnerable y privada de derechos», dijo Janet Pérez, directora de programa en Mixteca Organization Inc, que trabaja con familias inmigrantes. «Con el coronavirus y la propagación, especialmente para las personas que son consideradas trabajadores esenciales, creo que muchas de las condiciones se han exacerbado».

La organización comunitaria de Greenwood Heights ha estado apoyando a inmigrantes indocumentados en el área durante años, pero ahora ha ampliado su área de cobertura para atender a familias de lugares tan lejanos como Connecticut y Nueva Jersey debido a la situación cada vez más grave provocada por la pandemia.

Los inmigrantes indocumentados representan aproximadamente el 6,3 por ciento de la población de Brooklyn, según el grupo de investigación de inmigración Partnership for a New American Economy, y muchos están empleados en industrias que se han considerado esenciales, como los trabajadores de reparto, del servicio de alimentos y la construcción, sometiéndolos a mayor riesgo de contraer el virus.

«Muchos de los miembros de la comunidad trabajan en reparto», dijo Pérez. «Para las empresas que siguen abiertas, tienen que trabajar a través de las nuevas condiciones, ya que es su único medio de ingresos».

Para agravar el problema, Pérez dijo que muchos de los inmigrantes indocumentados de la ciudad carecen de un seguro adecuado y no tienen fácil acceso a un médico en caso de que presenten síntomas graves.

Pérez y su equipo aconsejan a las familias a que consulten la línea de ayuda de la ciudad, 311, que puede conectar a las personas con un médico de NYC Health and Hospitals, pero esa línea directa de recursos está abrumada, lo que resulta en insoportablemente largas esperas de asistencia, dijo.

Algunas familias a las que sirve Mixteca que han visitado hospitales han sido rechazadas por no presentar síntomas lo suficientemente graves y, en cambio, se están tratando en sus hogares, donde a menudo sucumben a la enfermedad, señaló Pérez.

En algunas situaciones, los miembros de la familia infectados eligen aislarse del resto de sus familias. Esto a menudo significa buscar una vivienda alternativa, ya que a menudo los inmigrantes viven en hogares sobrepoblados que no proporciona un espacio de distanciamiento adecuado.

Para empeorar las cosas, muchos inmigrantes indocumentados están gastando sus ahorros para sobrevivir, según Pérez, quien señaló que los no ciudadanos no son elegibles para los beneficios de desempleo, así como los cheques de estímulo de $ 1,200 otorgados por el gobierno federal.

«Muchas familias están usando sus ahorros como último recurso», dijo Pérez. «No califican para ningún alivio, ningún paquete de estímulo y eso los pone en una desventaja aún mayor porque no reciben ningún tipo de asistencia».

Pérez dijo que muchas organizaciones como la suya están preparando fondos de ayuda en un esfuerzo por brindar a las familias algo de apoyo durante la pandemia.

 

Notas relacionadas: Candidata hispana dice que se debe hacer más por los inmigrantes indocumentados durante la pandemia de COVID-19

Más de Alrededor de Nueva York

>