Inmigrantes indocumentados celebran ley que les autoriza a conducir en Nueva Jersey

Inmigrantes indocumentados celebran ley que les autoriza a conducir en Nueva Jersey
Fotografía cedida por la Gobernación de Nueva Jersey que muestra a personas mientras celebran durante un acto para firmar una ley que autoriza indocumentados a obtener una licencia de conducir este jueves en Elizabeth, Nueva Jersey. (Foto: EFE/Edwin J. Torres/Gobernación Nueva Jersey)

 

Entre gritos de «sí se puede» y aplausos miles de inmigrantes celebraron la firma del proyecto de ley que autoriza en Nueva Jersey a los residentes indocumentados a obtener una licencia de conducir, tras casi dos décadas de lucha.

En un ambiente festivo y rodeado de inmigrantes, activistas, líderes religiosos, sindicatos y legisladores, el gobernador demócrata del estado, Phil Murphy, firmó este jueves el proyecto que fue aprobado el pasado lunes por la Asamblea y el Senado estatales, y que fue una promesa de su campaña electoral.

«Este es un reconocimiento a la comunidad inmigrante, a cada uno de ustedes que son parte de nuestro estado y de nuestra economía», indicó Murphy en un mensaje previo a convertir en ley el proyecto.

«Es un reconocimiento a muchos inmigrantes que ya están detrás de un volante en nuestras carreteras yendo a trabajar, o simplemente a la tienda de comestibles, y estoy seguro de que muchos condujeron hoy hasta aquí», afirmó.

Recordó que cuando se intentaba realizar audiencias públicas sobre el proyecto el exgobernador republicano Chris Christie señaló que con ese paso «se estaba abriendo la puerta a terroristas…», algo que, escuchándose en la sede de la organización Se Hace Camino Nueva Jersey, donde se realizó el evento, provocó un sonado abucheo de los inmigrantes asistentes.

«Pero -agregó- nuestra administración es diferente, damos la bienvenida a inmigrantes, somos una nación de inmigrantes», argumentó Murphy, obteniendo un fuerte aplauso como respuesta de la audiencia entre la que se escuchaba con frecuencia «sí se pudo», de la que también se hizo eco el gobernador.

Nueva Jersey se une así a trece estados, el más reciente Nueva York, en otorgar licencias de conducir a su comunidad indocumentada, una población cercana al medio millón de personas, de las que se estima que al menos 338.000 podrían solicitar el carné.

La cifra incluye a 220.000 inmigrantes indocumentados así como residentes de bajos ingresos y ex prisioneros que se reinsertan a la sociedad y se espera que genere unos 21 millones de dólares a las arcas del estado en los primeros tres años.

 

Inmigrantes indocumentados celebran ley que les autoriza a conducir en Nueva Jersey
Gobernador demócrata, Phil Murphy, firmó el proyecto aprobado por la Asamblea y el Senado de Nueva Jersey.

 

Murphy reiteró además el mensaje a esta comunidad de inmigrantes de que no tienen que temer porque no se compartirá su información con agencias federales, lo que les pondría en riesgo de ser localizados y deportados.

Con esta ley, afirmó, las calle serán más seguras, los seguros más baratos «y les protegeremos a ustedes y su información personal y a cualquier otro residente que solicite la licencia de conducir».

Entre los que celebraban hoy el gran día estaba Christian Dardón, un inmigrante de Guatemala que llegó a EE.UU. en el 1995 y que luchó porque este día fuera una realidad.

«Doy gracias por ser parte de un histórico cambio», dijo Dardón quien aseguró que es «la cara visible» de la campaña por los carnés de conducir, lo que recordó fue posible por la lucha de la comunidad y organizaciones que les apoyaron.

«Esto traerá alivio a la gente trabajadora humilde, a la gente que lucha por sobrevivir, gracias porque va a impactar en la vida de muchas familia que tenían que decidir entre pagar un transporte o dejar de comer, porque ahora padres y madres no tendrán que llevar a sus hijos en el frío a la escuela, porque ya podrán conducir sin miedo», dijo al gobernador Murphy.

«Gracias por abrir la puerta a la dignidad de cada ser humano en este estado», señaló el guatemalteco.

Tras la firma del gobernador, hay un año de plazo para que la ley entre en vigor, lo que le otorga al Departamento de Vehículos de Motor, que dirige Brensa Fulton, que asistió al acto de firma, tiempo para prepararse para redactar las nuevas regulaciones de dicha ley, hacer todos los cambios de software y capacitar a los empleados, señaló la agencia a Efe a través de su portavoz de prensa.

Ese periodo de tiempo les permitirá además a la agencia superar la demanda de la licencia de Real ID, aprobada por el Gobierno federal en 2005 y que será exigida para volar entre estados a partir del 1 de octubre.

«Durante este tiempo también desarrollaremos recursos educativos y trabajaremos con grupos comunitarios para capacitar y preparar a los nuevos solicitantes para saber qué esperar en la agencia y qué se requiere para las pruebas de manejo», indicó además Vehículos de Motor.

«Otros estados con leyes similares indican que esto fue clave para una transición sin problemas», afirmó además la agencia.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>