Inmigrantes hondureños piden la extensión urgente del TPS

Inmigrantes hondureños piden la extensión urgente del TPS
Inmigrantes hondureños piden la extensión urgente del TPS. (Foto: EFE/Lenin Nolly)

Medio centenar de hondureños se congregaron frente a la Casa Blanca, en Washington D.C., para pedir que el gobierno del presidente demócrata Joe Biden que extienda el Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés) que ampara a más de 80.000 ciudadanos del país centroamericano.

La demostración es la cuarta que realizan en la capital estadounidense los inmigrantes «catrachos», según indicó Juan Flores, de la Fundación 15 de Septiembre que agrupa a estos ciudadanos que residen en Estados Unidos.

Se reporta que se han movilizado hondureños que viajaron hasta la capital del país procedentes de estados como Nueva York, Florida, California, Texas, Georgia, Carolina del Sur, etc.

Honduras recibió un primer TPS en enero de 1999 por el huracán Mitch, que asoló Centroamérica un año antes. Este TPS, añade Flores, «fue extendido periódicamente hasta el 2017 en que (el presidente Donald) Trump lo canceló».

En septiembre pasado el Departamento de Seguridad Nacional anunció la extensión automática de las designaciones de TPS para El Salvador, Haití, Honduras, Nepal, Nicaragua y Sudán hasta el 31 de diciembre de 2022.

El TPS es un programa bajo el cual el gobierno de EE.UU. otorga, y ha de renovar periódicamente, el permiso para la estancia y el trabajo de ciudadanos de países afectados por desastres naturales o la violencia.

Según el Immigration Forum hay ya más de 400.000 personas de una docena de países amparados por el TPS, con 251.560 de El Salvador, 80.700 de Honduras y 56.500 de Haití.

Esa cifra ha aumentado después de que el Gobierno aprobase en 2021 el TPS para Venezuela y calculase que cerca de 323.000 inmigrantes del país sudamericano beneficiarse de ese amparo migratorio temporal.

 

 

Pánico a la deportación

 

Los activistas hondureños señalan que su país está en una situación económica precaria y no estaría en condiciones de recibir a los miles de migrantes que ahora viven en Estados Unidos y que en 2021 generaron más de 7.300 millones de dólares en remesas, equivalente al 24 % del producto interior bruto de ese país.

«Teniendo en cuenta que el 50 % del Producto Interno Bruto (PIB) de Honduras está endeudado, más la precariedad que ha dejando la pandemia y la pérdida de empleos, todo esto nos llena de pánico al saber que nuestro país no tiene condiciones para recibir a hondureños con sus familias establecidos en Estados Unidos si son deportados», comentó Flores.

Además, cabe indicar que debido a la devastación causada por las huracanes Eta e Iota en noviembre de 2020, el país hondureño no se ha recuperado todavía. «Honduras califica para un nuevo TPS según la ley que existe de 1990 para países que han sufrido catástrofes naturales, guerras y epidemias», afirma.

En enero pasado, al asumir Xiomara Castro una nueva presidencia de Honduras, Flores le transmitió en un mensaje el respaldo de los migrantes e hizo votos para trabajar «hombro a hombro» con ella en beneficio del país y de la comunidad de residentes fuera de Honduras.

El activista le propuso a Castro que promueva un diálogo con todos los actores entendidos en el tema para elaborar «un plan viable que pueda mitigar las causas estructurales de la migración, con el fin de empezar a revertir el éxodo masivo hacia Estados Unidos». Sin embargo, dice ahora, se han dado «pequeños pasos». «Esperamos que nuestras relaciones se puedan acoplar, pues hasta el momento no ha habido un acercamiento directo».

En 2021, los emigrantes hondureños generaron mas de 7.370 millones de dólares en remesas, el 24 % del PIB, según datos del Banco Central de Honduras, subrayó.

 

 

Biden sí otorga TPS a ucranianos

 

Estados Unidos anunció el 3 de marzo la concesión del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) a Ucrania por los próximos 18 meses, lo que evita la deportación de los ucranianos que se encuentren en su territorio y les permite acceder a un permiso para trabajar y residir.

«El ataque premeditado y sin provocar de Rusia en Ucrania ha resultado en una guerra en marcha, violencia sin sentido y ucranianos forzados a buscar refugio en otros países», señaló el secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Alejandro Mayorkas, al dar a conocer la decisión en un comunicado.

Esta protección se aplicará a los ucranianos que lleven en EE.UU. desde antes de 1 de marzo, por lo que no podrá ser solicitada por quienes hayan ingresado en el país a partir de esa fecha. Mayorkas remarcó que «en estos tiempos extraordinarios» Estados Unidos «continuará ofreciendo apoyo y protección a los ciudadanos ucranianos».

Según el centro de estudios Migration Policy Institute, se estima que hay en EE.UU. en torno a 30.000 ciudadanos ucranianos con visados temporales o sin cobertura legal que podrían acogerse al TPS.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York