Informe: Empresas neoyorquinas propiedad de hispanos disminuyeron en los últimos 5 años

Foto de archivo de Todd Maisel

El último informe del “Center for an Urban Future” sobre el comercio en la ciudad de Nueva York, no augura nada bueno para la comunidad hispana, ya que los neoyorquinos latinos se quedaron atrás en ser dueños de pequeñas empresas en comparación con un fuerte aumento en empresas propiedad de negros.

Incluso los enclaves latinos en la ciudad han experimentado un declive, como Queens, que cayó del condado número 11 en los Estados Unidos en emprendimiento al número 18, según el nuevo informe.

“Incluso antes de la pandemia, las empresas propiedad de hispanos en toda la ciudad enfrentaban nuevas e importantes amenazas. De hecho, mostramos que durante los últimos cinco años, la cantidad de negocios propiedad de hispanos disminuyó en un 8.7 por ciento en toda la ciudad y en un 23 por ciento en El Bronx. Estas preocupantes disminuciones en Nueva York ocurrieron incluso cuando las empresas de propiedad hispana, aumentaban en la mayoría de las otras grandes ciudades de los Estados Unidos”, dijo el informe.

El declive en los negocios de propiedad de hispanos está acompañado por la queja de los dueños de bares y restaurantes que aún sufren por la prohibición de comer en interiores, en donde la ciudad de Nueva York, es la única región en el estado que aún no reabre. La llamada se volvió más urgente el lunes pasado, ya que Nueva Jersey permitió que los restaurantes sirvieran en interiores al 25 por ciento de su capacidad.

 

NYC abrirá comer en interior de restaurantes

El gobernador Andrew Cuomo anunció el pasado miercoles, que la ciudad de Nueva York finalmente empezará a dejar comer en interior de restaurantes al 25% de su capacidad para fines de septiembre.

El informe también encontró que las empresas propiedad de neoyorquinos negros aumentaron en Manhattan en un 45 por ciento y en un 44 por ciento en Queens.

En las comunidades de Jackson Heights, Elmhurst y Corona, los propietarios de restaurantes y bares hispanos afirman que han sido acosados por la Autoridad Estatal de Licores del gobernador Andrew Cuomo, como táctica para prevenir la propagación del COVID-19. Los residentes locales dicen que simplemente están tratando de ganarse la vida en una de las economías más difíciles de los últimos tiempos.

Se puede leer una copia del informe completo en nycfuture.org.

 

Notas relacionadas: Senadora de Queens pide a la Autoridad de Licores restaurar licencias de licor

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>