¿Indocumentados huyendo de huracán Harvey están seguros en refugios de Texas?

Houston está bajo agua por el huracán Harvey. Casas en la costa del Golfo de Texas fueron devastadas durante el fin de semana, y decenas de miles de personas huyeron de sus hogares. El Servicio Meteorológico Nacional espera que la lluvia continúe hasta el jueves. Y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias estima que más de 30,000 personas serán alojadas en refugios temporales.

Pero para los inmigrantes indocumentados lidiar con las secuelas de un desastre natural tiene una capa extra de complejidad y riesgo.

Hay más de 400,000 inmigrantes sin documentos apropiados en Houston, según la Houston Immigration Legal Services Collaborative. Para ponerlos a gusto, FEMA publicó la siguiente declaración en su sitio web, bajo una porción titulada «Rumor Control»:

“El Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) declararon que no están aplicando medidas de inmigración en sitios de socorro como refugios o bancos de alimentos. En el raro caso en que la policía local informa a ICE de un extranjero criminal grave en un sitio de socorro que presenta una amenaza de seguridad pública, ICE tomará una decisión caso por caso sobre las acciones de aplicación apropiadas”.

La agencia de ayuda en caso de desastre apuntó a una declaración del CIE-CBP publicada el viernes que decía: «Las operaciones de control de inmigración no criminales de rutina no se llevarán a cabo en sitios de evacuación o centros de asistencia como albergues o bancos de alimentos».

Sin embargo, como The Intercept informó el mismo día, la declaración de la CIE-CBP no es enteramente próxima. Mientras que las agencias se comprometieron a dar prioridad a «actividades que salvan vidas y que sustentan la vida», un portavoz del CBP confirmó a The Intercept que la patrulla fronteriza continuaría operando puntos de verificación mientras las carreteras estatales permanecieran abiertas.

La mejor noticia para los inmigrantes indocumentados que necesitan refugio, mientras tanto, puede ser que los refugios tienden a no ser administrados por el gobierno. «La mayoría de los albergues son administrados por comunidades locales, la Cruz Roja y otras agencias voluntarias», señaló FEMA en su declaración, y la Cruz Roja no pedirá identificación a las personas que buscan permanecer en sus refugios.

El gobernador de Texas Greg Abbott también dijo el viernes que a la gente que busca refugio no se les pedirá que presenten identificación. «Es mi entendimiento, por lo que vi ayer de las instrucciones de patrulla fronteriza, que no será un problema», dijo Abbott a MSNBC Stephanie Ruhle.

Hasta ahora, no ha habido informes de las autoridades de inmigración que utilizan el desastre como una manera de redondear y deportar a la gente. Astrid Domínguez, activista de derechos de los inmigrantes de la Unión Americana de Libertades Civiles de Texas, dijo que no había oído hablar de ninguna acción coercitiva hasta ahora. «Esa ha sido una de las principales preocupaciones de la comunidad», dijo Domínguez. «Creo que la comunidad está saliendo porque entendemos lo peligrosa que es la situación, y queremos que la gente llame a la policía, y no tenga miedo de hacerlo. Hasta ahora no hemos oído hablar de ninguna acción sobre la aplicación [de la inmigración]”.

Pero en los últimos ocho meses, ICE ha llevado a cabo la agenda del presidente Donald Trump para acelerar la aplicación de la ley de inmigración realizando operaciones en espacios tradicionalmente seguros -incluyendo un refugio para personas sin hogar y tribunales- en nombre de la seguridad pública. Teniendo en cuenta lo que sabemos sobre las prácticas de aplicación de la ley en curso, la declaración de FEMA deja abierta la cuestión de si la agencia cooperará con agresivos agentes de aplicación de la ley si se presentan.

Y algunos cambios entre las declaraciones públicas emitidas por las autoridades de inmigración antes y después de Trump enviar una señal de que todo es posible. En 2012 y de nuevo en 2016, para los huracanes Matthew e Isaac, ICE y CBP utilizaron el mismo lenguaje en ambas declaraciones:

“A la luz del Huracán Matthew, las prioridades más altas de la Agencia de Aduanas y Protección de Aduanas (CIE) de los EE.UU. y de la Aduana y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) son promover actividades de salvamento y de mantenimiento de la vida, evacuación segura de personas que están saliendo del área impactada, el mantenimiento del orden público, la prevención de la pérdida de bienes en la medida de lo posible y la pronta recuperación de la región.

Como tal, no habrá iniciativas de inmigración relacionadas con evacuaciones o refugios relacionados con Matthew, incluyendo el uso de puntos de control para propósitos de aplicación de inmigración en áreas afectadas durante una evacuación”.

Esta afirmación, en la declaración de este año, fue reemplazada por la vaga formulación acerca de la «aplicación rutinaria de la inmigración no penal». Destacando que la cuestión se ha vuelto problemática para las agencias federales, un portavoz de FEMA sólo hablará sobre antecedentes para decir que la agencia está fuertemente involucrada en esfuerzos continuos que salvan vidas en respuesta al huracán – remitiendo preguntas adicionales a ICE.

Si ICE intenta intervenir, el alcalde de Houston, Sylvester Turner, dijo que representaría a los afectados.

«No hay absolutamente ninguna razón por la cual nadie debería llamar [por ayuda]. Y yo y otros seremos los primeros en ponerse de pie contigo», dijo Turner, quien es abogado, a periodistas el lunes. «Si alguien viene y necesitan ayuda y luego por alguna razón intenta deportarlos, yo mismo los representaré».

Más de Alrededor de Nueva York