HWCLI repudia la orden de Trump de prohibir el recuento de inmigrantes indocumentados en el censo

HWCLI repudia la orden de Trump de prohibir el recuento de inmigrantes indocumentados en el censo
El Consejo de Salud y Bienestar de Long Island (HWCLI) repudia la orden de Trump de prohibir el recuento de inmigrantes indocumentados en el censo. (Foto: EFE)

Después de conocerse la orden de la Administración Trump de excluir a los inmigrantes indocumentados en el conteo del Censo 2020, algo que cambiaría el reparto de miembros de la Cámara de Representantes por cada estado del país, el Consejo de Salud y Bienestar de Long Island salió al frente para repudiar la medida tomada por el actual gobierno federal que afecta directamente a los condados locales.

«Las organizaciones sin fines de lucro de Long Island, los distritos escolares, las instituciones religiosas, las universidades, las instituciones de atención médica, los centros de cuidado infantil y muchos otros han pasado los últimos 2 años construyendo un ejército de embajadores del Censo para efectuar un recuento exacto. En medio de la mayor carga fiscal en la historia de nuestra región, con nuestros condados enfrentando déficits presupuestarios de miles de millones de dólares y nuestro estado severamente comprometido financieramente, estamos horrorizados por el intento del Presidente (Trump), una vez más, de evitar un conteo exacto del Censo, deshumanizando a nuestros vecinos de la comunidad inmigrante y obstruyendo la distribución justa de fondos que se necesitan desesperadamente», manifestó Rebecca Sanin, presidente/CEO de Health & Welfare Council of Long Island (HWCLI).

«Los Estados Unidos de América tienen una larga historia de marginación de comunidades y codificación de la noción de que algunas vidas importan más que otras. De hecho, nuestra nación fue fundada en los principios de la supremacía blanca que continúan plagando nuestros sistemas hasta el día de hoy. Estos principios subyacen a la desigualdad perpetua en nuestra región, donde los códigos postales determinan el acceso a los fundamentos como la nutrición, la atención médica, la educación y las oportunidades laborales. Los embajadores del censo en Long Island han estado trabajando incansablemente durante casi dos años para cambiar esta dinámica asegurándose de que se cuenten las comunidades con pocos recursos y que la desigualdad no se perpetúe por un recuento inexacto», sostuvo Sanin, mediante comunicado de prensa.

«Presidente ha lanzado un ataque contra nuestros vecinos en Long Island y en todo EU.UU. que no tienen un estado documentado, alegando que su humanidad, su propia existencia, simplemente no cuenta. Estos esfuerzos son inconstitucionales y son parte de un esfuerzo constante para deshumanizar y crear un clima de miedo que necesariamente perjudica a los más vulnerables entre nosotros».

«La Constitución requiere un recuento de todas las «personas», y la palabra «personas» ciertamente no está calificado por el estado documentado. El esfuerzo del presidente para excluir a los inmigrantes equivale a desafiar la personalidad de nuestros vecinos».

Asimismo, se comunica que HWCLI se une a organizaciones de justicia social y derechos civiles en EE.UU. para repudiar la orden de Trump y denunciar las devastadoras implicaciones de no contar a millones de familias para financiar escuelas, hospitales y emergencias. servicios.

«Hacerlo en medio de una pandemia que ha diezmado comunidades de color y una estabilidad económica desquiciada es aún más insondable», argumenta Sanin.

HWCLI señala que como no hay una pregunta de ciudadanía en el Censo 2020, que ha estado abierto a respuestas desde el mes de marzo, el esfuerzo por identificar respuestas indocumentadas sería inútil.

«Como tal, entendemos que este memo (de Trump) es un esfuerzo para avivar los temores, impulsar la exclusión y deshumanizar aún más a nuestros vecinos, estrategias que han precedido los esfuerzos para extinguir las poblaciones en la historia mundial», indican.

«Debemos unirnos y reconocer que toda la humanidad cuenta y debe contarse», reafirma Sanin. «En un momento en el que hemos aprendido que el bienestar de cualquiera de nosotros impacta el bienestar de todos nosotros, debemos volver a comprometernos con las oportunidades, la esperanza y los recursos financieros para todas y cada una de las comunidades».

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>