Huracán Irma a 144 kilómetros de San Juan

El ojo del huracán Irma se encuentra ya a 144 kilómetros de San Juan donde ya se sienten fuertes vientos, mientras que otras localidades como la isla de Culebra, el primer lugar donde impacte de Puerto Rico, también sufre ya los primeros embates, ya que se encuentra a 41 kilómetros al norte.

De acuerdo al Servicio Nacional de Meteorología (SNM) de la isla alrededor de 20 municipios sufren riesgo de quedar inundados de los 78 existentes.

Los vientos ya han causado fuertes daños en localidades como Caguas, en el centro de la isla, donde una valla publicitaria cayó sobre un concesionario de coches o Toa Alta, donde hay varios postes tendidos y semáforos colgando.

En Culebra los vientos sostenidos son de entre 120 a 140 millas (193 kilómetros hora), con ráfagas de hasta 145 millas por hora (233 kilómetros hora).

Otras localidades como Fajardo y Luquillo, al este de la isla de Puerto Rico también están ahora afectadas por fuertes vientos y altas olas, así como San Juan.

Un total de 700 personas han buscado ya refugio en las escuelas habilitadas para tal efecto.

El huracán ha dejado destrucción esta madrugada a su paso por Antigua y Barbuda, Tortola, así como Saint Martin cuyo aeropuerto ha resultado prácticamente destruido, así como varios edificios considerados de alta resistencia.

Boricuas se preparan

Los puertorriqueños se preparan ante el inminente paso por la isla del huracán Irma, de categoría 5, en San Juan (Puerto Rico). Puerto Rico amaneció hoy preparada para la llegada a las 8.30 pm.

Puerto Rico se enfrenta al huracán Irma, de categoría 5, con todas las medidas de prevención posibles tomadas por las autoridades para evitar daños y la pérdida de vidas humanas, ante un fenómeno de una magnitud no recordada en la región que ya provocó daños en las infraestructuras.

Los últimos datos disponibles sitúan -en su paso más cercano a Puerto Rico- al ojo del huracán Irma a solo 26 millas (40 kilómetros) de la pequeña isla de Culebra, situada a 17 millas (27 kilómetros) de la costa este de la principal, lo que hace prever que el impacto será más virulento de lo esperado de acuerdo a la trayectoria prevista inicialmente.

Los vientos sostenidos, según el Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan, podrán alcanzar en Culebra hasta 145 millas por hora (230 kilómetros por hora).

La trayectoria del huracán coloca a Irma pasando a las 19.00 hora local (23.00 GMT) a unas 30 millas (50 kilómetros) al norte de la capital, San Juan, la ciudad más importante pero también la más preparada.

A pesar de los preparativos y esfuerzos de las agencias gubernamentales, ya hay, sin todavía impacto directo del ciclón, 300.000 abonados sin servicio de energía eléctrica, lo que significa cerca de un 20 % de los clientes de la compañía estatal.

La dirección de la Autoridad de Energía Eléctrica reconoció esta semana que el sistema no resistirá la fuerza del huracán y que hay áreas de Puerto Rico que no recobrarán el servicio hasta por lo menos dentro de 3 meses.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, informó de que el servicio de luz se interrumpió en varios municipios de la zona norte y central, algo que ha afectado ya también a la capital, San Juan.

La caída de árboles es uno de los motivos de los problemas en el sistema eléctrico, que con el paso de las horas se espera que quede severamente afectado a excepción, quizá, del algunas partes del área sur de la isla caribeña.

La proximidad a las zonas costeras y la debilidad de algunas viviendas provocó que ya haya 1.000 personas que han acudido a algunos de los 460 refugios distribuidos por la geografía de la isla caribeña.

Entre los refugiados había además de locales extranjeros, en especial ciudadanos norteamericanos.

La directora de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones, Sandra Torres, pidió a la población que se use con moderación los teléfonos celulares para no colapsar el sistema, aunque aseguró que el sector de las telecomunicaciones cuenta con una infraestructura sólida para mantener el servicio, siempre y cuando haya energía eléctrica.

Aunque la mayoría de supermercados y tiendas amanecieron hoy cerrados, los pocos abiertos ya no contaban con hielo debido al acaparamiento y el cierre de todas las plantas de producción.

El Gobierno de Puerto Rico lleva días insistiendo a la población en que se tomen todas las medidas de precaución necesarias, además de que se han evacuado a las personas que habitan en áreas inundables y viviendas peligrosas, por lo que se espera que el impacto de Irma, al menos, no suponga pérdidas humanas.

Hasta el momento, el huracán Irma en su paso por las Antillas Menores hacia Puerto Rico ha provocado daños desiguales según la isla.

En Antigua y Barbuda, donde los escombros volaron por los aires, no se produjeron daños de gravedad, aunque techos en viviendas y edificios públicos fueron arrancados por la potencia del viento.

El huracán sí golpeó con especial virulencia a las islas de San Bartolomé y San Martín, donde el ojo del huracán provocó inundaciones que dejaron a vehículos arrastrados por corrientes de agua y la destrucción total de infraestructuras y comunicaciones.

Según informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, el ojo del huracán Irma, el más fuerte registrado hasta ahora en el Atlántico, pasa en estos momentos sobre las Islas Vírgenes Británicas.

El ojo de del huracán se desplaza sobre las Islas Vírgenes Británicas y se han reportado rachas de viento de 110 millas por hora (177 km/h) en las Islas Vírgenes de EE.UU.

El ciclón se encuentra a 35 millas (55 kilómetros) al este de la isla Santo Tomas y a unas 105 millas (170 kilómetros) de la capital puertorriqueña.

Más de Alrededor de Nueva York