Hogares de ancianos «solo COVID» despiertan preocupación sobre derechos de residentes de NY

Foto cortesía de New York News Connection

Por: Andrea Sears

¿Se están trasladando residentes de hogares de ancianos sin previo aviso para crear instalaciones «solo COVID»? Esta es una de las muchas preocupaciones planteadas por los defensores de las personas con discapacidades.

En marzo del año pasado, el estado dijo que los hogares de ancianos tenían que aceptar a las personas independientemente de su estado de COVID, y las muertes se dispararon.

Luego en mayo, el estado dijo que solo aquellos que dieran negativo en la prueba podrían ingresar a los asilos. Ahora, el Departamento de Salud de Nueva York ha creado 19 hogares para ancianos solo para COVID en todo el estado.

Según Susan Dooha, directora ejecutiva del Centro para la Independencia de los Discapacitados, de Nueva York (Center for Independence of the Disabled, New York o «CIDNY»), existen dudas sobre el proceso para trasladar a residentes sanos de esos asilos a diferentes instalaciones.

«¿Hubo consenso informado? ¿Recibió la gente información en su idioma? ¿Lo sabían sus familiares? ¿Estuvieron involucrados?»

El Departamento de Salud dice que este cambio ayuda a mantener las camas de los hospitales disponibles para las personas que necesitan ese nivel de atención, y permite que quienes den positivo a la prueba pero no están enfermos estén en hogares de ancianos.

Pero la Coalición Comunitaria de Cuidados a Largo Plazo (Long Term Care Community Coalition), un grupo de defensa, informa que para crear espacio para los pacientes de COVID, algunas personas han sido transferidas a nuevas instalaciones sin notificar a sus familiares. Y Dooha señala que ese movimiento puede tener otras consecuencias.

«He escuchado sobre personas que fueron trasladadas a cierta distancia del centro de ancianos en el que vivían. ¿Eso dificultará la visita de familiares y amigos?»

Añade que especialmente para las personas con deficiencias cognitivas, una mudanza puede ser traumática y confusa, lo que puede afectar negativamente a su salud.

Dooha señala que las personas no pierden sus derechos solo porque envejecen y viven en un asilo. Dice que existe ayuda disponible.

«Deben recurrir al programa de Defensoría y Cuidado a Largo Plazo en su comunidad para asegurarse de que sus derechos estén protegidos.»

Información sobre el Programa de Defensoría y Cuidado a Largo Plazo está en línea en aging.ny.gov.

– Cortesía de New York News Connection.

 

Notas relacionadas: «Les dio licencia para matar»: Kim y otros políticos de Nueva York critican a Cuomo por escándalo en asilos de ancianos

 

Más de Alrededor de Nueva York