Historia de lucha y superación de sobreviviente de cáncer de seno

Lilian Rodriguez, de origen dominicana, nos narra su historia como sobreviviente de cáncer de seno.
Lilian Rodriguez, de origen dominicana, nos narra su historia como sobreviviente de cáncer de seno.
Historia de lucha y superación de sobreviviente de cáncer de seno
Lilian Rodriguez, de origen dominicana, nos narra su historia como sobreviviente de cáncer de seno.

 

Octubre es el Mes de Concientización sobre el Cáncer de Seno y en este contexto presentamos a Lilian Rodriguez, una sobreviviente de esta terrible enfermedad, quien a través de su historia de lucha y superación invita a otras mujeres a vivir con plenitud y a hacerse los exámenes correspondientes visitando al doctor a tiempo para prevenir o detectar cualquier problema médico.

Recibir la noticia de que una persona es diagnosticada con cáncer es devastador, pensamos que nos vamos a morir, y más aún cuando una es madre.

“Después de esa experiencia tan difícil me siento muy bien. Doy gracias a Dios que después de todos los tratamientos ahora puedo decir que tengo una vida más tranquila, estoy sana”, dice Rodriguez de origen dominicana, quien trabaja como agente de seguros y reside en Merrick, en Long Island.

“Un año antes de ser diagnosticada comencé a sentir que me empezó a molestar el brasier sin importar el tipo que usara. En mi inquietud paré de tomar café ya que me habían dicho que eso hacía que se acumularan bolas en los senos”, nos narra Rodriguez.

“Un día sentí una bola bastante dura en el lado derecho. No le presté mucha atención porque pensé que simplemente era una bolita llena de grasa, ya que a mi madre siempre le salía eso y a ella nunca le diagnosticaron nada”.

“Esa molestia luego me empezó a picar, yo decía que raro, pensé que en el invierno la piel se me había secado mucho, me apliqué cremas y aceites. Luego, una noche sentí un dolor punzante y para mi fue un mensaje de Dios. Seguí siempre muy positiva, pensé que era una alergia. Aquella vez hice hincampié con el doctor para que me hiciera minuciosamente el examen porque creí que algo estaba mal”.

Así con todos estos síntomas seguidos, uno tras otro, Rodriguez fue enviada a practicarse estudios necesarios para sacar una conclusión.

“Me enviaron a hacerme una mamografía y una sonografía. La mamografia duele muchísimo pero es parte de ser mujer. El doctor vio los resultados. Me llamaron por teléfono y me dijeron: ‘¡Tienes Cáncer!’ … es una experiencia horrible, me quedé muda, no sabía que pensar, después que reaccioné, lloré bastante”, confiesa.

 

 

Apoyo familiar es importante

 

Muchas mujeres al ser diagnósticadas con cáncer de mama quedan en un estado de depresión muy fuerte, algo que experimentó nuestra personaje. “Con un carácter fuerte y positivo, a pesar de llorar, luché mucho; aunque a veces me preguntaba y no entendía porqué me estaba pasando esta situación a mi, porqué si yo como saludable, hago ejercicios”, recuerda Rodríguez.

Ante esta dura realidad para alguien con cáncer es muy importante recibir apoyo y comprensión. “Yo tengo tres hermanas y gracias a Dios somos muy unidas y muy cercanas. Me llamaron y le expliqué los resultados de la biopsia. Ellas reaccionaron de inmediato, me empujaron para que fuera a seguir mis tratamientos. Una hermana tiene una amiga que es sobreviviente de cáncer y quedó muy bien. Ella llegó a mi casa, una persona que yo no conocía me enseñó como quedaron sus senos. Motivándome a mi mismo dije: ¡Wow! … y eso me ayudó bastante a seguir con el procedimiento”.

“El tratamiento médico fue con quimioterapia, porque todo depende del tamaño de la bolita. Busqué segundas opiniones, tenía 3 bolitas. Doble mastectomia y luego reconstrucción del seno”, afirma Rodríguez, teniendo en cuenta que existen diferentes formas de curar el cáncer, con quimioterapia o con medicina holística.

“En mi caso nunca puse en duda que necesitaba hacerme un tratamiento más agresivo. Pensé en mis hijos y me sometí a quimioterapia, reconstrucción de seno y radiación, pasó un año en todo eso”.

“Mi mensaje para las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama es buscar ayuda de su familia, buscar apoyo emocional. En ese momento hay que ser positiva y creer de que todo va a salir bien. No ir solas a ninguna de las citas porque es muy fuerte”, aconseja.

“En la vida todo tiene su razón de ser, a mi me sucedió eso porque estaba dejando la vida pasar sin darle importancia al día al día, a lo dichoso que somos de estar vivos, saludables y de tener una familia alrededor … Aprendí que tenemos que dar gracias todos los días y eso es lo que estoy haciendo día a día”, dijo Lilian Rodriguez en su valiente testimonio que busca concientizar a las mujeres hispanas sobre la necesidad de hacer pruebas de detección temprana, cumplir los tratamientos y llevar una vida saludable.

 

Historia de lucha y superación de sobreviviente de cáncer de seno
Historia de lucha y superación de sobreviviente de cáncer de seno.

 

Caminatas contra el cáncer

 

Muchas mujeres necesitan ayuda monetaria y tener un grupo de apoyo para poco a poco afrontar la enfermedad del cáncer de seno. Es un proceso que cada una lleva a su ritmo como manifiesta Lilian Rodriguez. “Yo en realidad no me sentía fuerte aún para lidiar con eso. Porque cada mujer maneja esta enfermedad de una manera diferente. Hoy en día me siento más segura de mi y veo la vida diferente”.

“Mi vida ha cambiado mucho, mi conclusión es que uno pasa por varias etapas y hay que controlar el stress, todos lo tenemos, yo cojo las cosas demasiado en serio, no dormía, veía la vida diferente … Ahora no la veo igual, mi vida cambió después de todo esto”, nos recalca nuestra valiente personaje quien participa en caminatas y eventos de donaciones para la organización sin fines de lucro Breastcancer.org que está dedicada a brindar información confiable, completa y actualizada sobre el cáncer de mama.

 

Historia de lucha y superación de sobreviviente de cáncer de seno
Historia de lucha y superación de sobreviviente de cáncer de seno.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>