Hispanos, los más afectados por segregación racial en Estados Unidos

Juan Cartagena, Rosa Clemente y Michelle Alexander en conversatorio sobre el libro El Color de la Justicia en Google.

El Color de la Justicia es el titulo de la edición en español del best seller The New Jim Crow, de la autora Michelle Alexander, un análisis sobre la justicia criminal y la raza en Estados Unidos, que fue presentado a un grupo de periodistas y activistas en las oficinas de Google.

El evento, organizado por Latino Justice, reunió a su presidente y director, Juan Cartagena, junto a a la autora, Michelle Alexander, en una conversación moderada por Rosa Clemente, una organizadora comunitaria Afro-Latina y candidata a vicepresidente por el partido verde en 2008.

“Pónganse de pie si han sido arrestados injustificadamente”, dijo Clemente, quien abrió la conversación explicando la importancia de conocer de cerca las experiencias de ciudadanos afroamericanos y latinos que son encarcelados injustificadamente.

En este revolucionario trabajo que ha permanecido por más de dos años en la lista de los libros más vendidos del New York Times, Michelle Alexander argumenta que “no hemos erradicado las castas raciales en Estados Unidos; las hemos meramente rediseñado”. Al apuntar a hombres afroamericanos por medio de la Guerra contra las Drogas y diezmando las comunidades de gente de color, el sistema de justicia criminal de Estados Unidos funciona como un sistema contemporáneo de control racial―al relegar a millones de personas a un estatus de segunda clase―incluso mientras éste se adhiere al principio de ceguera para los colores.

Los hispanoamericanos están ampliamente representados en este sistema de encarcelamiento masivo que Alexander describe: 15 por ciento de todos los latinos en Estados Unidos dicen que ellos o alguien de su familia inmediata han sido arrestados dentro de los últimos cinco años; y que cerca del 25 por ciento de los latinos de entre 18 y 29 años comparten esta experiencia. Los latinos representan cerca de la mitad de todos los convictos en las prisiones federales, y en California (uno de los pocos estados que cuenta con información sobre esto), los latinos componen un 40 por ciento de todos los arrestos.

Cartagena aprovechó la ocasión para anunciar la asociación de Latino Justice con Google para desarrollar una investigación sobre justicia criminal y reformas policiales.

Más de Alrededor de Nueva York

>