Hispanos de Long Island se unen a las protestas por muerte del afroamericano George Floyd

Hispanos de Long Island se unen a las protestas por muerte del afroamericano George Floyd
Cientos de personas participan en protestas pacíficas en los condados de Nassau y Suffolk exigiendo ¡Justicia para George Floyd!. (Foto: @channelnen)

Dolor e indignación compartidos. Long Island se une al repudio de gran parte de los Estados Unidos que grita en contra de las injusticias y abusos raciales sistemáticos.

En distintas protestas realizadas en los condados neoyorquinos de Nassau y Suffolk, miles de personas hicieron sentir su voz para exigir a las autoridades que se haga justicia tras la muerte del afroamericano George Floyd, ocurrido el 25 de mayo a causa del brutal arresto cometido por un policía blanco en Minneapolis, Minnesota.

La comunidad hispana en Long Island, que ha sufrido en carne propia una larga lista de crímenes de odio, se sumó a la lucha firme contra el racismo, un virus que sigue matando gente inocente en EE.UU.

 

El pasado sábado decenas de personas de origen latino y representantes de organizaciones locales acompañaron una marcha pacífica por las calles de Brentwood donde reclamaron por el horrendo final de Floyd, debido a la axficia provocada por el oficial Derek Chauvin quien por más de 8 minutos presionó su rodilla sobre el cuello del hombre afroamericano echado contra el pavimento.

Pese a las continuas súplicas de Floyd que no podía respirar (unas 16 veces dijo “I Can’t Breathe”), Chauvin siguió dando rienda suelta a su brutalidad policial hasta generarle la posterior muerte.

«El asesinato de George Floyd fue un acto desagradable y asesino de un estado policial empeñado en oprimir a las comunidades negras y marrones. Hoy fuimos dueños de la calle en Brentwood diciéndoles que ¡La vida negra importa! (Black Lives Matter)», afirmó el grupo socialista Nassau County DSA participante del reclamo.

«¡Somos seres humanos … No al odio … Cada vida debe ser respetada por igual!», manifestó en las redes sociales Carolina Alfaro, una de las hispanas presentes en las protestas que culminaron en el campo deportivo de la escuela secundaria de Brentwood. «Yo no incentivo el odio hacia nuestra autoridad policial, y se que no todos son iguales, pero tampoco es justo que se asesinen personas», agregó respondiendo a otro internauta.

 

Reclamos pacíficos

 

En otra área de Long Island, en una protesta pacífica llevada a cabo el lunes frente al Edificio Legislativo en Mineola, en el condado de Nassau, los hispanos también se hicieron escuchar fuerte sumándose al clamor afroamericano frente a los reiterados ataques raciales padecidos a lo largo de los años.

Demostrando el poder de sus convicciones, nuestra comunidad estuvo bien representada por decenas de latinos, conducidos por el dinámico líder comunitario Luis Méndez.

«Lo que estamos viendo es el verdadero dolor del trato injusto que nuestros hermanos negros y comunidades de color han estado experimentando por el sistema opresivo y racista en este país durante demasiado tiempo», comentó a su vez Osman Canales, activo defensor de los derechos de los inmigrantes hispanos y director del Centro de Long Island para una Vida Independiente (LICIL, por sus siglas en inglés).

«Silencio = Complicidad, no debemos ser silenciosos», recalcó vía su cuenta de Facebook donde viene compartiendo imágenes y videos de las justas protestas en nuestra área.

 

Del mismo modo, similares reclamos populares han ocurrido en Huntington, Long Beach, Freeport, Merrick, etc, donde los ánimos estuvieron calientes, aumentando la tensión en estos pueblos de Long Island.

No obstante, aquí no hubo grandes disturbios y mucho menos saqueos de comercios como los que sí ocurrieron durante los últimos días en la ciudad de Nueva York, sobre todo en barrios lujosos de Manhattan, motivando la orden de toque de queda en NYC, de 8 pm a 5 am, hasta el próximo domingo.

 

Más de Alrededor de Nueva York

>