Hispano de Hempstead pasará 25 años en prisión por publicar pornografía infantil

Hispano de Hempstead pasará 25 años en prisión por publicar pornografía infantil
Departamento de Justicia de EE.UU. anunció sentencia para Manuel Geovanny Torres Rivas por explotación sexual de un niña, producir videos de pornografía infantil y publicarlos en la red social de Snapchat. Foto: EFE/EPA/ETIENNE LAUREN

En el Tribunal Federal de Central Islip, el juez de distrito de Estados Unidos, Gary R. Brown, condenó al acusado de origen hispano, identificado como Manuel Geovanny Torres Rivas, a pasar 25 años de prisión por explotación sexual de un niño, tras haber producido y publicado pornografía infantil en la red social de Snapchat.

Como parte de su sentencia, Torres Rivas debe registrarse como delincuente sexual al salir de la cárcel y no tener contacto con menores sin supervisión. El acusado se declaró culpable del cargo en enero de 2022.

«La sentencia elimina a un depredador peligroso y solo es posible gracias a la valentía de 2 niñas, que denunciaron a las autoridades el comportamiento perturbador del acusado en línea, lo que luego ayudó a proteger a la comunidad y a poner fin al abuso de otra niña», declaró Breon Peace, Fiscal Federal para el Distrito Este de Nueva York, quien anunció la sentencia junto a Michael Alfonso, Agente Especial Interino a Cargo, de Investigaciones de Seguridad Nacional, en Nueva York (HSI).

«Insto a los padres y cuidadores a alentar a sus hijos a que le cuenten a un adulto de confianza si alguien les pide que se comporten de manera inapropiada. Proteger a los niños y responsabilizar a quienes dañan a las víctimas vulnerables por sus acciones siempre serán prioridades de nuestra Oficina», agregó Peace.

 

Videos pornográficos

 

Según indica el Departamento de Justicia de EE.UU., Torres Rivas apuntó a varias mujeres menores de edad en Snapchat, donde las involucró en conversaciones sexualmente explícitas y les envió videos e imágenes no solicitados de pornografía infantil.

Por ejemplo, en septiembre de 2019, Torres Rivas usó la cuenta de Snapchat “Geovanny_z6134” para contactar a una residente de Connecticut de 13 años.

Torres Rivas, un extraño para la niña, describió su propio abuso sexual a una menor de 9 años y le envió a la niña un video no solicitado que muestra a una niña que se estima que tiene entre 8 y 10 años participando de sexo.

Más tarde, en junio de 2020, Torres Rivas subió a Snapchat más de dos docenas de videos e imágenes de pornografía infantil, algunos de los cuales contenían representaciones gráficas de abuso infantil e involucraban a niños pequeños que se creía que tenían menos de 5 años.

Además, el acusado usó la Cuenta de Snapchat “Geovr19” para contactar a una niña de 11 años residente de Nevada, a quien le hizo declaraciones sobre su abuso sexual a una menor de 9 años y le envió a la niña fotos sexualmente explícitas de él.

Esta información salió a la luz después de que la menor de 13 años de Connecticut informara el contacto a los funcionarios escolares, quienes luego se comunicaron con la policía local, y tanbién la niña de 11 años de Nevada informó la conducta a la policía local.

Snapchat informó al Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC) que aproximadamente 28 videos e imágenes que contenían pornografía infantil se habían subido a la plataforma utilizando la cuenta de Snapchat de Torres Rivas.

Después de rastrear estas cuentas hasta la residencia del acusado ubicado en Hempstead, Long Island, los agentes de la ley registraron las instalaciones y recuperaron evidencia de que había grabado en video varios encuentros sexuales con una niña de 9 años que había sido confiada a su cuidado.

 

Abuso sexual infantil

 

«Torres Rivas, un delincuente práctico que abusó sexualmente de una niña confiada a su cuidado, utilizó múltiples cuentas de redes sociales para contactar a niños en línea, enviándoles contenido explícito y distribuyendo material de abuso sexual infantil», dijo por su parte el agente especial Alfonso.

«La sentencia saca a un depredador de la calle y asegura que Torres Rivas ya no podrá victimizar a los miembros más inocentes de nuestra comunidad. HSI, junto con nuestros socios en la Unidad de Víctimas Especiales del Departamento de Policía del condado de Nassau, se compromete a perseguir a los depredadores sexuales de niños y continuará usando nuestras autoridades para proteger a los niños, física y virtualmente», remarcó.

Este enjuiciamiento es parte del Proyecto Niñez Segura (Project Safe Childhood), una iniciativa nacional dirigida por el Departamento de Justicia para combatir la epidemia de explotación y abuso sexual infantil.

Dirigido por las Oficinas de los Fiscales de EE.UU., el Proyecto Niñez Segura reúne recursos federales, estatales y locales para localizar, detener y enjuiciar mejor a las personas que explotan a los niños a través de Internet, así como para identificar y rescatar a las víctimas.

Para más información sobre el Proyecto Niñez Segura, visite www.projectsafechildhood.gov.

Más de Alrededor de Nueva York