Hispana le roba a su primo de Nassau un boleto ganador de lotería de $1 millón

Hispana le roba a su primo de Nassau un boleto ganador de lotería de $1 millón
Hombre de Glen Cove que ganó $1 millón con el «Raspadito» terminó estafado por su propia prima. Foto: Youtube

La fiscal de distrito del condado de Nassau, Anne T. Donnelly, informa que una mujer de origen hispano es culpable de robar un boleto ganador de la lotería, «raspa y gana», de 1 millón de dólares, a su propio primo en Glen Cove y de reclamar más de $500,000 en un pago único en noviembre de 2020.

Iris Amador Argueta, de 34 años, residente de Houston, Texas, se declaró culpable ante el juez Howard Sturim de Long Island, por un cargo de hurto mayor en segundo grado (delito grave C) y se espera que sea sentenciada de 16 meses a 4 años de prisión, el 15 de marzo de 2023.

Según detalla la fiscalía, en mayo de 2022, la acusada perdió $317,857.13 en ganancias de su cuenta bancaria, que fueron devueltas a la víctima.

De acuerdo a la investigación conjunta realizada por el Departamento policial de Glen Cove y la Oficina de la Fiscal de distrito del condado de Nassau (NCDA), el 28 de octubre de 2020, la víctima compró un boleto de raspadito Hold ‘Em Poker de $5 de la Lotería del Estado de Nueva York en una tienda de conveniencia, 7-Eleven, ubicada en Glen Cove. Cuando raspó el boleto, reveló un premio mayor de $1,000,000.

La víctima contactó a Argueta y le pidió que reclamara el premio en su nombre porque deseaba permanecer en el anonimato. El primo le prometió dar a Argueta $50,000 a cambio y ella accedió.

Argueta, que vivía en Virginia en el momento del crimen, condujo hasta Nueva York y recibió el boleto ganador de manos de la víctima.

Debido a las precauciones del COVID-19, la Comisión de Juegos del Estado de NY no aceptaba boletos ganadores en persona y, en cambio, el 13 de noviembre de 2020, Argueta envió por correo el boleto ganador a la Comisión.

Semanas después, Argueta se presentó en la residencia de la víctima con el papeleo que supuestamente era de la Lotería neoyorquina, que indicaba que el monto del premio era de solo $20,000. Argueta también le entregó a la víctima un sobre que contenía $13,436 en efectivo y le dijo que el resto del dinero se lo guardaba para impuestos.

Posteriormente, según la investigación, una búsqueda en Internet reveló más tarde un comunicado de prensa en el sitio web de la Lotería de NYS que indicaba que Argueta había reclamado el premio de $1,000,000 del boleto comprado en Glen Cove. El comunicado indicó además que ella recibió el pago de una suma global de $537,440 después de impuestos.

Al enterarse de este comunicado, el primo víctima llamó a Argueta, quien insistió en que no tenía dinero adicional para él y que si continuaba en contacto con ella, sufriría consecuencias legales.

Pero la investigación conjunta determinó que Argueta recibió $537,440 de la Comisión de Juegos de Azar del Estado de Nueva York como premio global.

“Esta acusada pensó que había ganado el premio gordo cuando hizo pasar el boleto ganador de $1 millón de su primo como propio y reclamó un pago global de más de $500,000”, dijo DA Donnelly. “Pero sus acciones codiciosas también significaron el fin de su suerte, y ahora cumplirá condena en prisión por su crimen”.

“Cuando la víctima informó inicialmente que su primo le había robado su boleto del raspadito de $1 millón, parecía descabellado que un pariente pudiera ser tan engañoso”, comentó el teniente detective John Nagle, del Departamento de Policía de Glen Cove.

“Cuando el esfuerzo de colaboración entre la División de Detectives de Glen Cove y la Oficina del Fiscal de Distrito del condado de Nassau demostró que las acusaciones de la víctima eran ciertas, la acusada (Argueta) fue arrestada y la mayor parte del dinero del premio global de $537,440 fue localizado y devuelto a la víctima. Lo peor del crimen fue el hecho de que fue perpetrado por la propia prima de la víctima”.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York