Gobernadora Hochul firma nueva ley que permitirá que hasta 2.5 millones de trabajadores del sector privado ahorren para la jubilación

(Foto: EFE/Marcelo Wheelock)

AARP New York aplaudió a la gobernadora Kathy Hochul por firmar una nueva ley que permitirá que hasta 2.5 millones de trabajadores del sector privado ahorren para la jubilación a través de un sólido y eficaz programa «Secure Choice” de ahorro por deducción de nómina con inscripción automática.

La nueva ley fortalece el programa de ahorros Secure Choice del estado —aprobado, pero aún por implementarse— con el requisito de que las empresas privadas y las organizaciones sin fines de lucro con al menos 10 empleados que aún no ofrecen una opción de ahorros para la jubilación inscriban a sus trabajadores en una cuenta IRA Secure Choice, a menos que el empleado decida no participar.

“Parte de asegurar que los neoyorquinos sean financieramente estables es garantizar que tengan un plan de jubilación confiable”, dijo la gobernadora Kathy Hochul. “Esta legislación permite que todos los trabajadores tengan una sensación de alivio y seguridad cuando se trata de la jubilación”.

Más de la mitad de los trabajadores del sector privado de Nueva York de entre 18 y 64 años carecen de acceso a opciones de ahorro ofrecidas por el empleador, ya que las empresas que ofrecen pensiones o planes 401(k) son menos que en décadas anteriores.

Esta versión reforzada del programa Secure Choice beneficiará particularmente a los empleados de color; dos tercios de los hispanos, alrededor del 60% de los asiáticos y el 52% de los afroamericanos que trabajan en el sector privado no tienen acceso a una opción de ahorro en el lugar de trabajo.

“La gobernadora Hochul está empoderando a millones de trabajadores de Nueva York para que ahorren para una jubilación económicamente segura e independiente, al tiempo que brinda a las pequeñas empresas una manera eficaz de atraer y retener empleados”, dijo Beth Finkel, directora estatal de AARP New York. “AARP aplaude a la gobernadora por firmar este proyecto de ley y le agradece su apoyo a Secure Choice desde antes de su promulgación, en el 2018. También agradecemos a los patrocinadores del proyecto de ley, la senadora Diane Savino y el asambleísta Robert Rodriguez, por su trabajo incansable para crear este programa al introducir la legislación original y el proyecto que ahora es ley, y por ayudar a conducir ambos a través del proceso legislativo”.

La ley también ofrecerá a las empresas una manera prácticamente sin costos de proporcionar a sus empleados un beneficio de ahorros jubilatorios en el lugar de trabajo; una encuesta reciente de AARP New York mostró que alrededor de cuatro de cada cinco pequeñas empresas en Nueva York (79%) están de acuerdo en que la legislación (S5395A/A. 3213A) debería ser aprobada.

“La firma de este proyecto de ley por parte de la gobernadora Hochul para fortalecer el programa Secure Choice es sumamente importante para los hispanos y latinos que trabajan en Nueva York; dos tercios de ellos no tienen pensión ni cuentas 401(k), una proporción mayor que la de cualquier otro grupo”, dijo Frankie Miranda, presidente y director ejecutivo de la Hispanic Federation. “Esto marcará una gran diferencia en ayudar a las familias trabajadoras a establecer una base financiera para sus últimos años”.

La nueva ley de Nueva York está diseñada con base en programas exitosos en California, Illinois y Oregón.

Con la inscripción automática, el 90% de los empleados que reúnen los requisitos para participar en programas de ahorros para la jubilación en el lugar de trabajo efectivamente lo hacen. Sin ella, los índices de participación bajan al 70%, en su mayoría empleados mayores y trabajadores con salarios más altos. Los empleados más jóvenes, las mujeres, las personas de color y los trabajadores con salarios más bajos son menos propensos a participar.

Las empresas participantes tendrán costos mínimos. Una junta estatal seleccionará y supervisará a proveedores privados para la administración del programa; las empresas no igualarán las contribuciones de los empleados: sus únicas responsabilidades serán agregar una línea a sus nóminas y proporcionar a los empleados la opción de no participar.

La nueva ley también llega en momentos en que una nueva encuesta nacional de AARP entre votantes de 25 años o más halló que el 92% están de acuerdo en que los funcionarios electos deberían apoyar leyes que faciliten a todos los trabajadores ahorrar para la jubilación por medio de deducciones salariales, mientras que el 91% apoyan el establecimiento de un programa para ese fin si el empleador no ofrece actualmente una manera de ahorrar. Más de 50 millones de trabajadores en Estados Unidos no tienen acceso a un plan de ahorros para la jubilación a través de su empleador, y el 26% de las personas no jubiladas no tienen ahorros para la jubilación.

La encuesta de AARP New York sobre pequeñas empresas halló que:

• el 85% de los encuestados dijeron que no podían costear por su cuenta la provisión de planes de ahorro para la jubilación a sus empleados en el lugar de trabajo;
• el 73% están de acuerdo en que poder ofrecer un programa portátil de ahorros para la jubilación ayudaría a atraer y retener empleados y a mantenerse competitivos;
• el 84% dijeron que apoyan el programa Secure Choice, que se promulgó en el 2018 como voluntario para las empresas del sector privado con elección explícita de participación por parte de los empleados, y;
• al 77% les preocupa que ellas o sus empleados no tengan suficiente dinero para cubrir los gastos durante la jubilación; además, en su carácter de contribuyentes, al 82% les preocupa que algunos residentes de Nueva York no hayan ahorrado lo suficiente y tengan que depender de programas de asistencia pública durante la jubilación.

 

Más de Alrededor de Nueva York