Gobernadora firmó ley de control de armas que eleva la edad para comprar rifles de asalto a 21 años y prohíbe la venta de chalecos antibalas

ley de control de armas
La gobernadora Kathy Hochul da discurso antes de firmar 10 proyectos para endurecer las leyes de armas de Nueva York en el YMCA del noreste del Bronx el 6 de junio. Foto de Don Pollard – Oficina de la Gobernadora Kathy Hochul

La gobernadora Kathy Hochul promulgó un paquete de 10 proyectos de ley de control de armas el lunes 6 de junio, con el objetivo de endurecer las regulaciones de armas de fuego de Nueva York después de una serie de devastadores tiroteos masivos en el estado y en todo el país durante el último mes.

Las nuevas leyes elevan la edad para comprar rifles semiautomáticos de 18 a 21 años, prohíben en gran medida la venta de chalecos antibalas y arremeten contra la propagación del extremismo en línea a través de las redes sociales.

“Hoy les hablo como gobernadora de un estado de luto y ciudadana de una nación en crisis, porque en las últimas semanas nos ha superado el dolor, la angustia y la ira”, dijo la gobernadora Hochul durante una conferencia de prensa en el YMCA del noreste del Bronx.

La Legislatura estatal en Albany aprobó las medidas durante los últimos días de la sesión la semana pasada.

Las medidas se produjeron después de la masacre racista y mortal en un supermercado de Buffalo el 14 de mayo, cuando un hombre armado disparó y mató a 10 personas negras e hirió a tres más el mes pasado. La horrible tragedia pronto fue seguida por un tiroteo masivo en una escuela primaria en Uvalde, Texas, donde un hombre mató a 19 niños y dos maestros e hirió a otros 17.

Docenas más han recibido disparos en las semanas posteriores, incluso en un hospital en Tulsa, Oklahoma, el miércoles, y solo durante el fin de semana en Filadelfia, Pensilvania y Chattanooga, Tennessee.

“Simplemente sigue sucediendo. Suenan disparos, bajan banderas y nunca cambia nada, excepto aquí en Nueva York”, dijo Hochul.

Nuevas leyes

Las nuevas leyes en el ‘Empire State’ requieren un permiso para comprar un rifle semiautomático y que los compradores tengan 21 años o más. Otro proyecto de ley hace que sea ilegal comprar un chaleco para el cuerpo, excepto para ciertas profesiones como oficiales de policía y miembros del servicio militar.

Las pistolas semiautomáticas fabricadas o entregadas a cualquier comerciante de armas con licencia en el estado deberán ser capaces de micro estampar municiones, lo que los legisladores esperan que facilite la investigación de tiroteos.

Ambos tiradores en Buffalo y Uvalde esperaron hasta que cumplieron 18 años para comprar armas de asalto y el agresor en el ataque de Nueva York se puso chalecos antibalas.

El pistolero del norte del estado transmitió su locura en Twitch y dos proyectos de ley harán que las plataformas de redes sociales monitoreen e informen contenido odioso y convoquen un grupo de trabajo estatal para abordar el extremismo violento en línea.

Otra ley cataloga como delito menor amenazar de daño masivo contra un grupo de personas o hacia instituciones como escuelas, lugares de culto, empresas, edificios gubernamentales y otras reuniones.

Los legisladores de Albany votaron para hacer más estrictas las llamadas leyes de «bandera roja» del estado, agregando a los funcionarios de atención médica como médicos y enfermeras a la lista de personas que pueden solicitar una «orden de protección de riesgo extremo» contra alguien, lo que permite a los tribunales quitarle temporalmente la armas a esa persona, porque las consideran un peligro para ellos mismos o para los demás.

Hochul y una gran cantidad de políticos estatales pidieron el lunes al gobierno federal que apruebe leyes de control de armas.

“La acción en Nueva York por sí sola no es suficiente, porque las armas y los delincuentes no respetan las fronteras”, dijo la fiscal estatal Letitia James. “Necesitamos que nuestros colegas de todo el país den un paso adelante e insto a otros con una columna vertebral a seguir. Hay vidas en juego todos los días y no podemos esperar a que otro bebé, otro niño, otra víctima inocente les vuelen la cara”.

La Corte Suprema de EE. UU. podría emitir un fallo este mes anulando la ley de porte oculto de Nueva York.

James, que ha perseguido repetidamente al cabildeo de las armas, incluida una demanda sin éxito para disolver la Asociación Nacional del Rifle, dijo que su oficina lucharía para mantener las nuevas leyes en vigor contra aquellos que quieran desafiar las restricciones sobre la base del derecho constitucional a portar armas.

“Mi oficina, estaremos listos para defender estas leyes contra cualquier desafío”, dijo la principal fiscal del estado. “A todos aquellos que piensan, a todos aquellos ebrios de poder, que piensan que desafiarán estas leyes, déjenme decirles que la Segunda Enmienda no es absoluta”.

 

Notas relacionadas: “Este no es un problema local”: Adams y otros seis alcaldes del estado de Nueva York lanzan un renovado impulso contra la violencia armada

Más de Alrededor de Nueva York