Foro en Hempstead define la cruel realidad que enfrentan las familias inmigrantes

Foro en Hempstead define la cruel realidad que enfrentan las familias inmigrantes
Foro en Hempstead define la cruel realidad que enfrentan las familias inmigrantes.

 

Definir los aspectos básicos que enfrenta la inmigración en Estados Unidos, los cambios en el sistema, las repercusiones de una petición mal procesada y las soluciones a las que inmigrantes, dependiendo su caso, pueden acudir para ajustar un estatus legal, fueron los motivos por los cuales la Federación Hispana y el Círculo de la Hispanidad realizaron el “Foro de Inmigración Unidad Familiar” en Hempstead, contando con abogados especialistas de organizaciones de Nueva York.

Para Carmen Maquilón, directora de Caridades Católicas en Long Island, comparar la separación de los niños en la frontera, con el programa de “Niños menores centroamericanos”, muestra las diferencias de una administración política dura.

“En el 2015 cuando el gobierno se dio cuenta de la cantidad de niños que estaban viniendo al país no acompañados, se dio un programa de “Niños menores centroamericanos”, esto le permitía a personas con Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) traer a sus hijos que estaban en peligro”, dijo Maquilón.

 

Foro en Hempstead define la cruel realidad que enfrentan las familias inmigrantes
Foro de Inmigración en español se desarrolló en el Círculo Center en Hempstead, Nueva York.

 

Con este programa Caridades Católicas logró que 200 niños de Centroamérica llegaran a los Estados Unidos como refugiados legales, y otros 200 con un permiso especial por dos años. “Pero la administración Trump lo canceló el año pasado”, recalcó Maquilón.

La funcionaria además explica como la entidad que dirige pasó de recibir niños de Centroamérica a buscar ayuda para familias que fueron separadas en la frontera. “En este momento trabajamos con 15 familias dándoles representación legal y terapia sicológica por el estrés que causo la separación”.

 

La cancelación del TPS

 

Sin embargo este hecho solo es una pequeña muestra de la realidad que se vive ante el tema migratorio en EE.UU. Para el abogado Thomas J. Mills, de Justicia para vecinos Proyecto de Inmigración, la cancelación del TPS es una de las más duras medidas que afecta a personas que se han establecido en Estados Unidos desde la década de los 90.

“Muchos de nuestros clientes con TPS están en pánico, tienen órdenes de deportación y tienen miedo de pensar que va a pasar con ellos cuando se acabe su estatus de protección”, dijo Mills.

Para el abogado, es fundamental mantener la esperanza y buscar una solución posible. “Dentro de las cuales se consideran las visas de empleo, asilo, visas U para víctimas de crímenes, maltrato o delitos, o una petición familiar”, destacó.

Soluciones que el abogado Mills afirma que su entidad ya había promovido. “Desde antes que pasara todo esto, animamos a las personas con TPS a salir del país con un permiso especial y al entrar lo estarían haciendo legalmente, lo cual sin pensarlo les va a ayudar mucho en este momento”, recalcó.

Adicionalmente, el abogado David Sperlling señaló la triste realidad por la que pasa el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés) “Nadie más que estos jóvenes, que han estudiado, tienen un comportamiento ejemplar y pueden contribuir positivamente; merecen que el gobierno les de un camino hacia la legalización”, enfatizó.

 

Consecuencias si niegan petición

 

Mirar las consecuencias es el punto que en general los especialistas definieron: prevenir y hacer lo correcto. “Las personas deben estar muy seguras antes de presentar una petición para ajustar estatus, consultar con varios abogados y conocer cuales serían las consecuencias si niegan la petición. Si un inmigrante recibe una orden de deportación tiene un gran problema que antes no tenía”, declaró el abogado Roberto Martinez.

De acuerdo al letrado, el gobierno considera para el próximo año negar los casos de personas que reciben asistencia pública. “Ese cambio no va a afectar a los que ya se han legalizado, pero para cambiar un estatus o hacer una petición es importante hablar con un abogado”, insistió Martínez.

Con respecto a las precauciones que se deben tomar, José Pérez, de la entidad Justicia Latina, indicó la importancia de ser consciente que Inmigración actualmente puede estar en cualquier lugar y principalmente llegar a la puerta de una casa donde hay alguien sin un estatus legal.

“Si Inmigración llega a su casa, las personas no están obligadas a abrir la puerta. Si ellos tienen una orden del juez la pueden tumbar, pero tú no la abras”, insistió, al igual que la importancia de no hablar nada sin la presencia de un abogado. “Ellos son expertos en usar cualquier cosa para que digas algo en tu contra, por eso siempre pídeles un abogado”, recalcó.

Sin embargo el evento además de plantear los desafíos actuales, motivó a los presentes a analizar su posición ante el tema migratorio.

“La pregunta que nos tenemos que hacer es: ¿Qué hacemos para apoyar a personas que defienden nuestra dignidad como comunidad hispana?”, analizó Gil Bernardino, fundador del Círculo de la Hispanidad y promotor del foro público en Hempstead.

Para Bernardino todos podemos cooperar, no importa si somos documentado o indocumentado, con nuestro tiempo, o con un cheque así sea de 5 dólares. “Es importante ayudar a cambiar la situación, y entender qué pasa a nuestro alrededor y lo que nos afecta”, puntualizó.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>